•   Atenas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó  su satisfacción por la puesta en marcha del fondo permanente de rescate, el denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE, cuyo consejo de gobierno celebró hoy su sesión constitutiva en Luxemburgo.
       
En el marco de una conferencia interna de líderes cristianodemócratas a nivel estatal, regional y europeo, la canciller afirmó que el MEDE es la combinación perfecta de condiciones para una política presupuestaria sólida y para la solidaridad.

Entre tanto alrededor de 6,000 personas -según los medios y la Policía- se manifestaron frente al Parlamento griego contra la visita de la canciller alemana.
       
Con pancartas como "Las medidas del dolor no pasarán", "No al memorándum" o "Fuera el FMI y la UE de Grecia", miles de griegos se concentraron en la plaza Syntagma de Atenas, en una manifestación convocada ya la semana pasada por los principales sindicatos pero que adquirió un nuevo sentido con el anuncio sorpresa del viaje a Grecia de la mandataria germana.
       
"Las medidas (del nuevo paquete de recortes) que nos quieren imponer y que nos empobrecerán, no pasarán", dijo a Efe un militante del Partido Comunista que declinó ser identificado.
       
"Lo peor de todo es que se está transformando a Grecia en un protectorado", denunció el diputado Ioannis Mijaloyannis, quien a pesar de formar parte de Izquierda Democrática, Dimar, uno de los tres partidos que sustenta al Ejecutivo de Samarás, ya ha anunciado que votará en contra de las nuevas medidas de austeridad ya que las considera "inconstitucionales".
       
"Desde el inicio de la crisis se han creado 72 nuevos impuestos, nueve de ellos excepcionales, se han reducido los salarios un 40 % y los precios se han incrementado un 31 %. Eso sin contar con los efectos de las nuevas medidas. La gente ya no aguanta más", añadió en declaraciones a Efe.