•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los niveles de endeudamiento en Centroamérica comenzaron a crecer muy rápido a partir de la crisis financiera internacional de 2008, dijo hoy el director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, ICEFI, Jonathan Menkos.
       
"Ese rápido endeudamiento va en contrario al proceso que se venía salir de la deuda pública y quizá tiene una mayor relevancia en países como Honduras y Nicaragua, porque entraron en la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados", subrayó Menkos en declaraciones a Efe en Tegucigalpa.
       
El problema es que esos países, sin haber terminado de pagar la deuda pública, se están volviendo a endeudar de una manera muy rápida, reiteró el economista Menkos.
       
Indicó además que de todos los países centroamericanos, Honduras y El Salvador actualmente "presentan una alerta amarilla y deben tomar cartas en el asunto, no solo por el lado del ingreso, sino también por el del gasto y revisar el manejo de la deuda pública".
       
Añadió que actualmente no tienen cifras precisas sobre la deuda interna de Centroamérica, pero que se está haciendo un estudio y que sin duda los niveles comenzaron a crecer de manera muy rápida a partir de la crisis financiera internacional de 2008.
       
Menkos señaló que cuando se eleva la deuda pública "se pierden posibilidades de destinar esos recursos para otras cosas como proyectos productivos".
       
"El mayor problema es que ese endeudamiento provocará en el futuro unas cuentas que imposibilitarán a los Estados a hacer sus políticas públicas del día a día", advirtió, Menkos.
       
Agregó que "en este momento el pago de la deuda pública en la región representa entre el 15 y el 25 % de los presupuestos públicos", y que en el caso particular de Costa Rica "representa una cuarta parte del presupuesto general".
       
"En términos de deuda es necesario saber si se está utilizando de manera transparente por un lado y si está siendo estratégica, si es deuda para construir más infraestructura económica y social, o si es deuda que estamos utilizando para pagar salarios o para comprar medicamentos", expresó Menkos.