•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La falta de lluvias que pronosticó para noviembre próximo el Instituto de Estudios Territoriales, Ineter, podría afectar parte de las más de 500 mil manzanas que se cultivarán en la cosecha de apante 2012-2013, dijeron ayer productores de granos básicos.

El Ineter presentó el jueves a la directiva de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, un estudio en el que advierte que en los últimos días de octubre los acumulados de precipitaciones no serán óptimos para desarrollar algunos cultivos.

Productores consultados ayer, sin embargo, alertaron que el mayor peligro en Nicaragua lo corre la cosecha de apante y no la de postrera.

“Nosotros siempre esperamos que octubre sea el mes más lluvioso, es una cuestión tradicional para los productores, pero si el Ineter dice que podría haber pocas lluvias, eso más bien afectaría la cosecha de apante”, explicó Pablo Montenegro, Presidente de la Cooperativa Jorge Salazar.

Indicó que los productores empiezan a preparar la tierra para la cosecha de apante desde inicios de noviembre, “pero si hay pocas precipitaciones a finales de octubre, es seguro que los rendimientos de apante disminuirán notablemente”, señaló.

Montenegro explicó que ellos siembran alrededor de 300 manzanas de granos básicos, entre maíz y frijoles, de las cuales producen alrededor de 4 mil a 5 mil quintales de cada rubro.

“Esa sequía nos pondría en aprietos”, insistió.

Bajos rendimientos

Por su parte el productor y socio de la Unión de Productores Agropecuarios, Unag, Juan Ramón Galeano, dijo que si los pronósticos del Ineter se cumplen, los rendimientos de producción podrían bajar considerablemente.

“Si es así, como dice Ineter, estamos mal; primero porque tendríamos bajos rendimientos en la producción, segundo porque no tenemos dinero para buscar semilla mejorada y resistente a la sequía y, tercero porque, inclusive, el autoconsumo de las familias corre peligro”, señaló el productor de la zona de Villa El Carmen, Managua.

Otra de las posibles afectaciones que ve Galeano es que el ritmo que llevan las exportaciones se vería afectado.

“Creo que el rubro mayormente afectado podría ser el frijol de apante”, explicó el miembro de Unag.

Productores deben pagar un seguro

Azucena Castillo, Gerente General de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, dijo que para que los productores puedan enfrentar los fenómenos naturales o cualquier otro incidente, es necesario que adopten la cultura del seguro.

“Nicaragua siempre ha estado sujeta a estos factores climáticos y los productores en sus planificaciones deben tomar en cuenta eso, deberían tener un fondo común entre ellos mismos (productores), que les ayude a enfrentar la época de vacas flacas, deberían empezar a ver la importancia de los seguros agrícolas”, indicó.

El productor Pablo Montenegro señaló que ellos nunca han implementado el sistema del seguro agrícola, porque no ha sido ofrecido y “en las condiciones del país no es tan atractivo, porque voy a tener seguro para mis cultivos pero no voy a tener financiamiento para la siembra”.