•  |
  •  |
  • END

El precio del barril de crudo para entrega en octubre cayó el jueves tanto en Nueva York como en Londres, castigado por la recuperación del dólar y por una baja de la demanda provocada por la desaceleración económica mundial.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en octubre cerró en 100,87 dólares, en baja de 1,71 dólares en relación al cierre del miércoles. En sesión, su piso fue de 100,10 dólares. Desde el 1º de abril pasado, el WTI no franquea la barra de los 100 dólares.

En el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, el barril de Brent también para entrega en octubre perdió 1,33 dólares, terminando en 97,64 dólares, luego de descender a 96,99 dólares en sesión. El Brent cayó el martes de la barra de los 100 dólares. El crudo perdió más de 30% en relación al récord histórico alcanzado el 11 de julio, en 147 dólares tanto en Nueva York como en Londres.

La caída en la cotización del crudo --que llegó a un punto máximo de 147 dólares el barril en julio pasado-- se produce pese a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió esta semana en Viena un recorte de sus actuales niveles de producción. Desde julio, el precio del barril ha caído más de 30%, en un contexto de una baja de la demanda por la desaceleración económica mundial.

La caída de la cotización del petróleo, que se negocia en dólares, se explica también por el fortalecimiento de la divisa estadounidense frente a la moneda única europea, que se debilitó tras malas noticias sobre el crecimiento de Europa, indicaron analistas. El billete verde se cotizaba el jueves a 1,3943 dólar de cara al euro, tras haber retrocedido la víspera por debajo de la cota de 1,40 dólar por cada euro.

La recuperación de la moneda estadounidense desalienta las compras de materias primas cotizadas en dólares: cuando el dólar sube, estas materias primas se encarecen para los inversores que manejan otras divisas, y se vuelven menos atractivas en términos de “valor refugio”, explicaron analistas en Londres.

Ike no ha incidido en precio
También en Nueva York los precios del petróleo retrocedían, pese al paso del huracán Ike, que motivó la interrupción de más del 95% de la producción de petróleo del Golfo de México, que llega a 1,3 millones de barriles diarios, y el 73,3% de la de gas natural, de 210 millones de metros cúbicos diarios, según indicó el Departamento de Energía de Estados Unidos.

El huracán no debería afectar, sin embargo, la mayor parte de las instalaciones petroleras de la región. “Las proyecciones actuales muestran que (el huracán) dejará a salvo la mayor parte de las instalaciones petroleras y de gas del Golfo de México cuando alcance las costas de Texas, en las últimas horas de mañana” (viernes), agregó el Departamento de Energía.