• Isla Ometepe, Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Isla de Ometepe, situada en el Gran Lago Cocibolca y reconocida como Reserva de la Biosfera, será promovida como el primer destino turístico sostenible en Centroamérica, con lo que las autoridades proyectan aumentar el flujo de visitantes, que el año pasado sumaron 60,000 entre nacionales y extranjeros.

Ese es el objetivo de las casi 40,000 personas que habitan esta isla y del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, que en el último año se aliaron al Centro de Producción más Limpia, CPmL, para impulsar proyectos amigables con el medio ambiente.

Este es el tercer gran reconocimiento internacional al que aspira la Isla de Ometepe, pues en 2010 fue declarada Reserva de Biosfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, y en 2008 concursó para ser declarada una de las siete nuevas maravillas del mundo.

“Sin duda, la Isla de Ometepe pondría a Nicaragua en el mapa mundial como un destino de calidad internacional”, aseguró la expresidenta de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, y experta en turismo, Lucy Valenti, quien el pasado viernes asistió al festival “Hacia un Ometepe verde y responsable”, organizado por el CPmL en el municipio de Moyogalpa.

36 Pymes amigables con el medio ambiente

Hasta el momento se ha logrado que 36 micro, pequeñas y medianas empresas turísticas se sumen a la iniciativa de convertir a la Isla de Ometepe en el primer destino turístico sostenible en Centroamérica. Además, las alcaldías isleñas de Moyogalpa y Altagracia han formalizado un sistema de trabajo mancomunado para resolver los problemas de la basura y aguas residuales.

Los dos proyectos ejecutados por el CPmL para alcanzar la meta son la “Mejora de la competitividad de las Mipymes de la Isla de Ometepe sobre una base de Ecoeficiencia”, y el “Programa Institucionalización de Eco-Eficiencia a nivel municipal”.

Dichos proyectos son financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, a través de su Fondo Multilateral de Inversiones, y por la Agencia de Cooperación Austriaca para el Desarrollo.

El director del CPmL, César Barahona, explicó que ambos proyectos pretenden identificar y eliminar los puntos de contaminación que producen las actividades de los sectores turismo y producción agropecuaria.

Señaló que con el proyecto de “Mejora de la competitividad de las Mipymes de la Isla de Ometepe sobre una base de Ecoeficiencia”, se capacita y da asistencia técnica a los pequeños empresarios para que apliquen acciones que dañen menos el medio ambiente.

Paneles solares

Entre esas tareas se incluye la eliminación de sustancias químicas para la limpieza doméstica, instalación de paneles solares, modernización del sistema de riego para reducir el consumo de agua y el reciclaje.

Indicó que, hasta el momento, las 36 empresas participantes han logrado aumentar un 7% la productividad, se ha reducido 19% el consumo de energía y en 33% el de agua.

También disminuyeron en 18% la generación de desechos sólidos. Se calcula que en la isla se producen unos 140,000 quintales de basura al año.

“Las empresas (turísticas) tenían el concepto de que para poder vivir había que bajar los precios, (pero) ahora sabemos que para ser más competitivos, ellos tienen que ser más rentables y tienen que proteger el medio ambiente, que en ese camino van a lograr ser sólidos, competitivos y preservar lo que ellos venden”, comentó Barahona.

La Isla

Ometepe, “custodiada” por los volcanes Maderas y Concepción, es reconocida por la Unesco como la isla más grande en el mundo situada en el interior de un lago.

La localidad tiene una extensión de 276 kilómetros cuadrados, está habitada por unas 40,000 personas, y por sus abundantes vestigios arqueológicos precolombinos, petroglifos, cerámica y estatuas, se ha convertido en un reconocido destino turístico, visitado el año pasado por 60,000 personas, de acuerdo con las autoridades. En lengua indígena, Ometepe significa: “Cerros gemelos”, en referencia al Maderas y Concepción.