•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua generará hasta el 40% de su energía con recursos renovables al terminar 2012, informó ayer el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

En la actualidad, el 65% de la generación eléctrica en este país es a base de derivados del petróleo, el 11% proviene de los ingenios azucareros (con la generación de energía de biomasa), 8% geotérmica, 6% eólica y 10% es producida por las plantas hidroeléctricas de ENEL.

“Esperamos que a diciembre la empresa San Jacinto Tizate esté inyectando al sistema alrededor de 32 megavatios, con los que estaría llegando a más de 60 megavatios de producción”, dijo el titular de Energía y Minas, tras participar en un foro sobre Responsabilidad Social Empresarial impulsado por la Unión de Responsabilidad Social, Unirse, y varias compañías canadienses.

Este año Nicaragua se ubicó como el segundo país más atractivo para invertir en energía renovable, según el informe Climascopio 2012, divulgado por el Fondo Multilateral del Banco Interamericano de Desarrollo en colaboración con Bloomberg New Energy Finance.

Las autoridades de Nicaragua esperan que a 2017 el 80% de la energía se genere con recursos renovables y en esa rama el año pasado se invirtieron US$117 millones, según el Ministerio de Energía y Minas, MEM.

Con el proyecto hidroeléctrico Tumarín, valorado en US$400 millones, “la generación de energía con recursos renovables va a llegar a un 80% y una cobertura poblacional que quizás llegue al 90% en 2017”, manifestó Rappaccioli.

Nicaragua consume en la actualidad unos 10 millones de barriles de petróleo al año y su factura alcanza los US$1,000 millones.

Desde 2005 el marco regulador para el mercado energético de Nicaragua establece normas para sustituir los 700 megavatios de energía que actualmente proceden del petróleo y fuel oil.

Ese marco obliga a la empresa distribuidora de electricidad a licitar contratos de compra de energía limpia durante al menos diez años.

El precio medio de la electricidad en Nicaragua se cotiza a nivel de minorista en 183 dólares el megavatio/hora y en 137 dólares el megavatio/hora en el sector mayorista.