•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La industria avícola nicaragüense informó ayer que este año crecerá 17% pese a que enfrenta un aumento del 50% en el precio de los insumos y el ingreso ilegal de 20 mil cajillas de huevos hondureños cada semana.

Durante la II Jornada Nacional Avícola 2012, celebrada ayer en Managua, representantes del sector señalaron que la producción diaria de cajillas de huevos pasó de 32,000 a 46,000 entre 2011 y 2012.

Además, el consumo per cápita anual de huevos en Nicaragua era de 63 en 2008, pero ahora es de 92.

Preocupación

Pese a las buenas cifras, representantes del sector avícola mostraron preocupación por el encarecimiento de la materia prima, como el maíz amarillo, el sorgo y la soya, y denunciaron que semanalmente entran 20,000 cajillas de huevos hondureños que, según dijeron, son de mala calidad porque “están en los últimos días de su vida útil”.

El vocero del comité organizador de la Jornada Avícola, Alfonso Valerio Muñoz, indicó que el precio del quintal de maíz amarillo es de US$22 y el año pasado era de US$9.

El presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua, Apemepan, Julio César Leiva, confirmó ayer el cierre de, al menos, cinco pequeñas granjas avícolas.

Además, tanto Valerio Muñoz como Leiva calificaron de “desleal” y como “una cuchillada en la espalda” la entrada de huevos hondureños.

“No es justo que se esté permitiendo la entrada de huevo extranjero, cuando los productores nacionales se han esforzado y han invertido para ofertar lo que el pueblo necesita”, puntualizó Valerio Muñoz.

Leiva aseguró que en Apemepan, los 120 productores asociados —que cubren el 50% de la demanda nacional con alrededor de 22,500 cajillas diarias de huevo— han acordado importar en conjunto materia prima, para obtener precios favorables, porque “no es lo mismo que comprés 10 quintales de maíz, a que comprés 10 mil quintales”.

Afirmó que para cubrir la demanda, en los primeros cuatro meses del próximo año importarán 7,500 toneladas de maíz y hasta 4,000 toneladas de harina de soya, lo cual equivale a US$3.5 millones.