elnuevodiario.com.ni
  •   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) celebró hoy la aprobación de un crédito de 200 millones de dólares de parte del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para terminar la construcción del proyecto hidroeléctrico Reventazón.

De acuerdo con el ICE, esta planta, ubicada en la zona Caribe de Costa Rica, será la hidroeléctrica más grande de Centroamérica, con una capacidad de generación de 305.5 megavatios.

El gerente de Finanzas del ICE, Martín Vindas, explicó en un comunicado que con la aprobación de los recursos se garantiza la entrada en operación de la planta sobre el río Reventazón en el 2016.

Además de estos 200 millones de dólares, semanas atrás el BID aprobó otro préstamo de 90 millones al ICE para el mismo proyecto, agregó.

Esta hidroeléctrica, cuya construcción tiene un avance de 46%, podrá abastecer de electricidad a 525,000 hogares costarricenses. 

 

Costa Rica se caracteriza por su producción de energías renovables, especialmente hidroeléctrica y eólica, que abastecen el 95% del consumo del país.