•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los accidentes con estos equipos son muy frecuentes en Nicaragua. Muchos de ellos no se reportan o simplemente quedan dentro de las instalaciones de las empresas, pero no por eso se reduce su severidad y sus peligrosas consecuencias.

Muy al contrario de lo que algunas personas piensan, operar un montacargas es una responsabilidad muy seria. Por la capacidad de carga que manejan, un montacargas de ocho toneladas de peso puede causar daños irreversibles a una persona o pérdidas materiales elevadas.

Estos equipos utilizan un sistema de suspensión de tres apoyos que permite mover el centro de gravedad, lo cual aumenta la probabilidad de volcadura. Además, este centro de gravedad se mueve dependiendo de la carga y su colocación. Y para más cuidado, también este punto se desplaza cuando se dobla, frena o acelera.

Existen reglamentos internacionales que tienen requerimientos estrictos para la operación, mantenimiento e inspección periódica de estos equipos. La situación que se presenta es que en nuestro país algunos operadores de estos equipos han sido formados en la más pura improvisación y empirismo. Lo más preocupante es que hay frecuentemente un desconocimiento notorio en temas fundamentales, como las leyes físicas que rigen el balance y capacidades de estas poderosas herramientas.

Los operadores necesitan ser formados profesionalmente y conocer todas las reglas de manejo, así como las responsabilidades claras de todas las partes interesadas; propietario del equipo, operador, mecánico y fabricante.

Los factores críticos de éxito para operar un montacargas no solamente tienen que ver con la habilidad, sino con las reglas de manejo defensivo para no tener un accidente.

En otros países, la licencia de operación de estos equipos es obtenida hasta que el operador aprueba rigurosos exámenes técnicos que tienen que ver con la formación integral en temas mecánicos, operación, inspecciones, así como en su adecuada limpieza y mantenimiento, quedando bajo una violación punible el hecho que cualquier persona que no tenga su licencia al día pueda operar este equipo.

Los accidentes más frecuentes tienen que ver con los golpes o daño de cargas con las horquillas --las cuales terminan afilándose con el uso y desgaste natural--; impacto de peatones, compresión de personas contra los racks o estantes, impacto y colapso de racks, caída del equipo por los bordes de los muelles de carga, y algunos otros como cuando se operan en ambientes cerrados y si el equipo funciona con combustible fósil, el riesgo de asfixia con monóxido de carbono puede ser letal y múltiple. La lista de accidentes no es exhaustiva; existen numerosos actos inseguros que potencian la ocurrencia de accidentes severos.

Existen reglas cardinales de seguridad que deben ser implantadas y sancionadas en las instalaciones donde se operan estos equipos, así como rutinas establecidas contra calendario u horas de uso para hacer las revisiones mecánicas, y mantenimientos mayores cuando corresponda.

¿Cuan capacitados están los operadores de estos equipos en su empresa?

 

noalosaccidentes@gmail.com