•   Estrasburgo, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo, PE, votó hoy a favor de la entrada en vigor del acuerdo de asociación entre la Unión Europea, UE,  y seis países de Centroamérica, conocido como AdA,  lo que abre la puerta a que el pleno de la Eurocámara respalde esa recomendación.

El acuerdo, el primero que negocia la UE de región a región, fue aprobado con 54 votos a favor, 12 en contra y ninguna abstención, informaron fuentes comunitarias.

Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica y Panamá son los países de la región que se beneficiarán del acuerdo, que incluye la liberalización comercial con la UE, si el pleno de la Eurocámara da su luz verde en un voto que se prevé a mediados de diciembre próximo.

El acuerdo, negociado por la Comisión Europea, CE, en nombre de los Veintisiete entre mayo de 2007 y mayo de 2010 y firmado en junio de 2012, está basado en tres pilares: el diálogo político, la cooperación y el libre comercio.

El voto a favor del acuerdo emitido hoy por la Comisión de Exteriores del PE, sobre un informe elaborado por el eurodiputado conservador español José Ignacio Salafranca, es un paso decisivo en el camino para que el tratado pueda entrar en vigor, dado que esta comisión parlamentaria era la encargada de emitir una recomendación oficial de cara a la votación definitiva en el pleno.

La comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara ya había respaldado el tratado en lo que a su parte comercial se refiere, el pasado 11 de octubre.

Si el pleno del Parlamento Europeo respalda el acuerdo en la sesión que tendrá lugar la semana del 10 al 13 de diciembre, estará listo para que entre en vigor su capítulo comercial, el más extenso del tratado.

Para ello, será preciso que al menos dos países de la región centroamericana hayan rubricado el acuerdo también en sus respectivos parlamentos nacionales, confirmaron a Efe fuentes diplomáticas.

Por el momento, Nicaragua es el único país de la región que ha dado en su Parlamento luz verde al texto, en una votación que tuvo lugar el pasado 17 de octubre.

En lo referente a los otros dos pilares del acuerdo, que reforzarán la cooperación y el diálogo político entre las dos partes, para que puedan empezar a aplicarse será necesario que los parlamentos de los 27 países de la UE suscriban igualmente el acuerdo.

Tanto la UE como los seis países centroamericanos incluidos en el acuerdo de asociación han destacado que el texto respeta las asimetrías entre ambas partes, y confían en que pueda dar un impulso a su desarrollo y sus economías.