•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Consejo Nicaragüense de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, Conimipyme, propondrá la próxima semana al Gobierno establecer un sistema diferenciado y progresivo de Impuesto sobre la Renta, IR, en la nueva Ley Tributaria que se proyecta aprobar este año en la Asamblea Nacional.

El presidente de Conimipyme, Gilberto Alcócer, explicó en conferencia de prensa que el IR debería ser de 10% para las personas con un salario de C$130,000 al año; de 15% para los que ganan más de C$ 241,290 anuales y de 20% para los que ingresen más de C$ 361,935.

Además, propusieron aplicar 25% de IR para los salarios mayores a los C$482,580 anuales.

En la actualidad el techo del IR es de C$75,000 anuales, pero la propuesta del Gobierno, respaldada por el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, es que se eleve a C$ 100,000. Los sindicatos han propuesto subir gradualmente el techo del IR hasta los C$120,000.

Alcócer agregó que la nueva ley debería exonerar de impuestos a las pequeñas empresas en sus primeros dos años de vida, luego establecer una tasa del 10% en el tercer año, y aumentar cada año en cinco puntos porcentuales hasta que lleguen al sexto año de labores.

Además, Conimipyme planteó exonerar de IR a las pequeñas empresas que tengan rentas netas menores a los C$251,041 anuales, y aplicar el 10% a las que tengan rentas mayores a esa cantidad, así como el 15% a las que registren hasta C$2.2 millones, y 20% a las que enteren hasta C$10 millones.

Respecto a la renta fija, señaló que deberían ser exoneradas las Mipymes con ventas menores a los C$ 400,000 anuales, gravar con el 0.5% a las que tengan ventas entre esa cantidad y C$ 1,2 millones, e imponer el 1% a las que registren ventas de hasta C$11,2 millones.

Otro punto de la propuesta de Conimipyme es otorgar beneficios fiscales a Mipymes que emplean a jóvenes, a mujeres y a personas con discapacidad, y que exportan y reinvierten sus utilidades.

Alcócer sostuvo que las 155,000 Mipymes que existen en Nicaragua enteran el 40% de las recaudaciones, y añadió que de aceptar el Gobierno la propuesta de Conimipyme, ese sector crecería hasta un 15% en 2016.

El dirigente insistió en que la reforma tributaria debería tener carácter reglamentario para evitar discrecionalidad en su aplicación por parte de funcionarios o instituciones del Estado.