•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua no logró acopiar el 36.5% de la leche que produjo en 2011, de acuerdo con cifras oficiales de la Dirección de Estadísticas del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

Un informe de esa instancia indica que de los 129.5 millones de galones de leche producidos en 2011, solo se acopiaron 78.4 millones de galones, es decir que no hubo capacidad para almacenar 51.1 millones de galones.

Ver Infografía

Esos 51.1 millones de galones de leche que no se acopian son transformados en subproductos derivados de la leche, como queso y quesillo, que posteriormente son vendidos en los puertos de montaña, especialmente en el norte de Nicaragua.

Falta de infraestructura afecta

La situación ocurre debido a la falta de infraestructura vial y eléctrica en todo el país, según explicó el gerente general de la Comisión Nacional Ganadera, Conagán, Ronald Blandón.

“A pesar que venimos creciendo en la capacidad de acopio en los últimos 10 años, todavía tenemos una brecha muy grande. Hace cinco años se acopiaba y procesaba un 20% de la producción total”, afirmó Blandón.

“Hablamos que nos falta electricidad para instalar centros de acopio modernos, falta construir caminos de acceso a las zonas productoras de leche y, sobre todo, se hace necesario que la industria logre entrar más a la montaña a instalar equipos de acopio”, señaló Wilmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac.

Un informe del Banco Central de Nicaragua destaca que la capacidad de acopio de leche que tiene cada planta pasó de 22,840 galones en 2010 a 20,409 galones en 2011.

La institución añadió que en 2011 el sector de los lácteos tuvo una producción de US$333.4 millones y las exportaciones alcanzaron los US$139,4 millones.

Este año la leche destaca como el noveno producto de exportación y a la fecha ha generado ingresos por los US$59.8 millones, de acuerdo con el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

Alta venta informal

El gerente de Conagán explicó que “el grave problema de la leche” es el alto grado de informalidad con el que se comercia ese producto en Nicaragua.

Precisó que entre el 65% y 70% del flujo comercial de los lácteos está en manos de informales.

La leche que no es acopiada en las plantas industriales es adquirida por personas que no representan a ninguna empresa o con vínculos con productores y compradores del producto, según los especialistas.

Por su parte, la industria láctea compra la leche directamente a proveedores que pueden ser grandes productores con sus propios tanques en las fincas.

En tanto, las cooperativas acopian el producto a través de sus asociados, quienes generalmente transportan la leche montados a acaballo o de otras formas.

“Es por esa razón que insistimos en que requerimos de mucha más inversión en centros de acopio, de caminos de electricidad y de más plantas acopiadoras para poder procesar el producto”, insistió Blandón.

Las localidades donde se produce mayor cantidad de leche son Nueva Guinea, la Región Autónoma Atlántico Sur, Río Blanco, en Matagalpa, Jinotega y Chontales.

El presidente de Canislac, Fernández, consideró necesario ampliar la red vial y eléctrica en las zonas rurales productoras de leche del país.

“Hace falta que el actual Gobierno retome el Plan de Reconversión de la Ganadería Bovina y lo eche a andar”, dijo.

Canislac dice tener su propuesta lista para presentarla al Gobierno, cuando las autoridades acepten una reunión con los productores para conversar sobre el tema de la producción, acopio y traslado de leche.