•   Palacagüina, Madriz  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El proyecto “Café Diferenciado”, valorado en US$5.3 millones, elevó la productividad de los caficultores en el Norte de Nicaragua, los que ahora tienen capacidad para producir 12 quintales del grano por manzana, por encima de los nueve que generaban antes.

La Fundación para al Desarrollo Tecnológico, Agropecuario y Forestal de Nicaragua, Funica, clausuró el pasado miércoles el proyecto que duró tres años, benefició a 5,858 familias y en el que los productores aportaron US$800,000.

La gerente de Funica, María Auxiliadora Briones dijo que con la iniciativa más de 40 organizaciones de productores se han posicionado en el mercado local y exportan café  certificado.

La nueva situación “redunda en más beneficios (económicos) para los propios productores”, indicó.

En el marco del proyecto, se formaron más de 400 técnicos en tostaduría de café, catación, administración de fincas, administración y contabilidad, agregó Briones.

Algunos productores, además, se abrieron nuevos mercados y participaron en ferias internacionales y en competencias como La Taza de la Excelencia, competencia de tazas regionales. También viajaron a Estados Unidos, Europa y Japón para ofertar su café certificado.

Por su parte, Reina Buijs, encargada de Negocios de la Embajada del Reino de los Países Bajos, que financió el programa, sostuvo que el 80% de los pequeños caficultores capacitados, logró certificar el grano que producen para ser exportado.

También destacó que se desarrolló un enfoque empresarial entre los caficultores y prácticas amigables con el medio ambiente.

“La productividad es una asignatura pendiente en la mayoría de los cultivos de Nicaragua”, observó en el acto de clausura y mencionó que se deben modernizar las prácticas tradicionales de producción del grano.

En la clausura del proyecto, se expusieron muestras del café certificado.