•   Europa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La zona euro está oficialmente en recesión, por segunda vez en tres años, arrastrada por los números rojos de España, Italia y Grecia, que intentan cumplir con la política de austeridad dictada desde Bruselas.

“Durante el tercer trimestre del año, el PBI cayó 0.1% en la zona euro”, indicó la primera estimación de Eurostat. Los técnicos definen a una recesión cuando se registran seis meses consecutivos de contracción de la actividad económica.

En España, cuarta economía de la unión monetaria, el PBI registró una caída de 0.3%, según Eurostat, en coincidencia con las cifras que ayer divulgó el Instituto Nacional de Estadística español.

En ritmo interanual, la contracción del PBI de la zona euro fue 0.4%, indicó Eurostat.

“Todo esto no hace más que confirmar una ‘double dip recession’ (una recaída en la recesión cuando apenas se sale de otra previa), muy temida por los mercados desde hace meses”, consideró Martin Van Vliet, de la banca ING.

Inmediatamente después de la crisis financiera de 2008, que estalló en Estados Unidos, la zona euro cayó en recesión, pero había recuperado el crecimiento en el tercer trimestre de 2009.

Según anunciaron las autoridades griegas, el PBI cayó un 7.2% en el tercer trimestre de 2012, con respecto al mismo periodo del año anterior.

El país, que atraviesa su quinto año consecutivo de recesión, con una caída acumulada del PIB del 22% desde 2008, prevé en su presupuesto para 2013 un sexto año consecutivo de recesión con un retroceso del 4.5% en relación con el 6.5% previsto este año.

Los datos despiertan la alarma e interrogantes sobre las recetas que impone Bruselas y pregonan algunos países como Alemania y Holanda para recuperar el crecimiento y el empleo en el bloque, tras más de dos años de la crisis de deuda europea.