•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El incremento de US$35 a US$42 en el monto del impuesto de salida que cobra la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, EAAI, no tendrá un impacto negativo en el flujo de turistas que ingresan a Nicaragua por la vía aérea, coincidieron ayer representantes de tour-operadoras.

La medida, sin embargo, colocará al aeropuerto de Managua como una de las terminales con las tarifas más altas en Centroamérica.
“US$7 (más) para un pasajero constituye una elevación en el precio que está pagando, aunque la verdad es que alguien no va a dejar de viajar por US$7, pero todo eso recae en el precio del boleto”, señaló la gerente de la agencia de viajes MTOM, Claudia Obregón, tras conocer que dicho impuesto pasará de US$35 a US$42.

El miércoles, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, señaló que la medida podría afectar el flujo de turistas que llegan a Nicaragua, el país que en Centroamérica genera la menor cantidad de ingresos en concepto de turismo.

El Cosep se opone a elevar los impuestos en la terminal aérea nicaragüense, una medida que tendrá vigor a partir del 1 de enero de 2013, según se ha informado.
Por su parte, la gerente de Ventas de la tour-operadora Nicaragüita Lagos y Volcanes, Plácida Bonilla, consideró que el incremento no afectará en gran medida el flujo de personas que lleguen, pero reconoció que es un impacto para el “bolsillo”.

“Afecta, porque al boleto ya se le aplican los US$35 por el impuesto de aeropuerto, aumenta la tarifa del boleto aéreo. Si viajás desde Europa y te costaba US$1,200 en temporada baja, en la temporada alta va a costar mucho más y se le agregarán esos US$42. El turista no lo ve porque se vende una tarifa completa en el boleto”, agregó Bonilla.

Nicaragua, además, es el país en Centroamérica con menos rutas aéreas internacionales directas. La oferta se limita a El Salvador, Costa Rica y Estados Unidos (Miami, Houston y Atlanta).
Obregón calificó de necesario y urgente que el país mejore su conectividad aérea y que desarrolle una labor fuerte para lograr que una mayor cantidad de aerolíneas tengan interés en aterrizar en el país.

Bonilla afirmó que Nicaragua tiene un mayor “auge” en el turismo, en parte por los esfuerzos de promoción en el extranjero y porque se observan mejoras en los hoteles.

Hasta agosto de este año, por la puerta internacional del aeropuerto de Managua ingresaron 379,598 pasajeros extranjeros, un 10.6% más en comparación al mismo período del año pasado, cuando arribaron 343,186.

Este año Nicaragua espera 1.2 millones de turistas e ingresos superiores a los US$400 millones.