elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los ministros de Finanzas de la eurozona interrumpieron hoy su reunión sobre la ayuda a Grecia y se concedieron un receso para revisar los cálculos del impacto financiero de las medidas que pretenden acordar para cerrar el agujero fiscal de Grecia y garantizarla sosteniblidad de su deuda.
       
"Hay un receso, sí, para hacer cálculos", dijeron a Efe fuentes diplomáticas de la eurozona, que recalcaron que no será la última suspensión temporal del Eurogrupo a lo largo de la reunión que este lunes celebran en Bruselas.
       
"Cada vez que se cambia un elemento del plan hay que revisar el impacto de las medidas" y hacer números, señalaron las fuentes, que también aseguraron que los ministros de Finanzas de los Diecisiete prevén reanudar en breve la reunión.
       
El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, instó a los países de la eurozona y al Fondo Monetario Internacional, FMI, a recorrer "el último centímetro" hacia la meta para lograr un acuerdo sobre el rescate griego, que consideró "totalmente posible".
       
En línea similar se expresaron otros ministros, como el francés Pierre Moscovici, quien aseguró a su llegada al Eurogrupo que el acuerdo estaba cerrado al 95% e instó a sus socios y al FMI a alcanzar un consenso.
       
Se necesita el acuerdo político entre los Diecisiete y el FMI para desbloquear un nuevo tramo de asistencia por valor de 31,500 millones de euros -o de 44,000 millones si se juntan otros desembolsos- de la ayuda a Grecia, que el país necesita con urgencia para hacer frente a sus pagos.
       
El acuerdo que alcancen este lunes los ministros no será definitivo hasta la reunión del Eurogrupo del 3 y 4 de diciembre próximos, ya que las decisiones tendrán que obtener la luz verde en algunos parlamentos nacionales, como el alemán.