• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El nuevo representante en Nicaragua de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, Fernando Soto Barquero, anunció ayer que esa institución apoyará, en el mediano plazo, la producción de coco y hule en la Costa Caribe.

“Ojala (podamos) colaborar con la política gubernamental en recuperar los centros de investigación, y a partir de allí, reproducir material vegetativo”, expresó Soto.

El funcionario añadió que también respaldarán al Gobierno de Nicaragua en la producción de semillas, material vegetativo, granos básicos y raíces y tubérculos.

Soto, quien en noviembre de este año asumió el cargo como representante de la FAO en Nicaragua, por cinco años, ayer hizo público los planes de la institución durante la inauguración de la Feria Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, organizada por el Gobierno, en Managua.

Los fondos de cooperación que la FAO tiene disponible para Nicaragua suman US$5 millones anuales y son dirigidos a programas técnicos, de formación y capacitación.

“Vamos a trabajar en el campo agrícola apoyando las políticas gubernamentales de producción de semillas y de material vegetativo, no solo de granos básicos sino en raíces y tubérculos, yuca, quequisque y ñame, que son alimentos importantes para la población nicaragüense”, dijo Soto.

La FAO también trabajará en la extensión, promoción agrícola y provisión de agua en las zonas secas de Nicaragua, y reforzará el área de la alimentación escolar, apoyando las políticas del Ministerio de Educación, que benefician a más de un millón de menores en las escuelas de primaria, según datos oficiales.

Datos de la FAO dan cuenta que Nicaragua redujo los niveles de subnutrición del 55% en 1992 al 20% en 2012.

“Ahora está en el camino adecuado y tienen el compromiso político para serlo, y lo principal es que sí es posible”, afirmó Soto.

Por su parte, el titular del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, Pedro Haslam, dijo que el aporte de las cooperativas en la producción de alimentos, específicamente en granos básicos, es “importante”.

Según Haslam, a octubre se contabilizaron 4,423 cooperativas en Nicaragua, de las cuales el 60% se dedica a la producción agropecuaria y de alimentos.

“Hay unas 220,000 familias trabajando alrededor de este modelo organizativo, económico y social”, agregó el funcionario.

La Feria Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que culmina hoy, cuenta con aproximadamente 30 puestos de exhibición y participan instituciones gubernamentales y organismos de cooperación vinculados al sector agropecuario.