•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La inyección Ivermectina 3.5, que se usa para desparasitar al ganado en Nicaragua, podría poner en peligro la exportación de carne bovina a Estados Unidos, debido a su alto nivel de toxicidad, advirtió ayer Ronald Blandón, Gerente General de la Comisión Nacional Ganadera, Conagan.

Blandón explicó que el alto uso de ese desparasitante deja muchos rastros en la carne del ganado, lo que es perjudicial para las personas que la consumen.

“Queremos que un decreto ministerial prohíba el uso de la Ivermectina 3.5, que después de ser aplicada dilata hasta seis meses su efecto en la carne del ganado”, dijo por su parte René Blandón, Presidente de Conagan.

Por otro lado, el gerente general de Conagan, dio a conocer que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, USDA, envió al Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, una carta en la que dice que al inicio de 2013 constatará en Nicaragua si el uso de la Ivermectina 3.5 es adecuado.

La misiva, indicó Blandón, advierte que en caso de confirmarse un abuso en el uso del desparasitante, Estados Unidos podría suspender la compra de carne bovina a Nicaragua.

Estados Unidos, el segundo destino de la carne bovina nicaragüense, ha comprado este año US$105.2 millones en ese producto, informó ayer el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

Analizan situación

Más de 300 productores de ganado de Nicaragua y representantes de la cadena de comercialización de carne de res se reunieron ayer en Managua para solicitar al Magfor que restrinja el uso de la Ivermectina 3.5, a través de un decreto ministerial.

El titular del Magfor, Ariel Bucardo, no se comprometió a tramitar la petición de los ganaderos, pero comentó que propondrán a los productores usar de forma racional el desparasitante.

“Como Magfor vamos a trabajar en la concientización de los productores en el buen uso de este producto”, precisó el Ministro.

También calificó como “un avance importante” el encuentro de ayer, en el que estuvieron presentes los actores que participan en la producción y en la comercialización de la carne.

En tanto, el presidente de Conagan afirmó que “hasta el momento” Nicaragua no ha tenido problemas con el uso del desparasitante, “pero nos estamos adelantando, y como muchos no están conscientes de la peligrosidad de este medicamento, es mejor (que) se prohíba su uso”.

Impulsarán campaña

El veterinario Genaro Campos, representante de la Asociación de Formuladores, Importadores y Distribuidores de Medicamentos Veterinarios, dijo en el encuentro de ayer que desarrollarán una “campaña educativa” para asegurar el buen uso de la Ivermectina 3.5.

La campaña, detalló, llegará a más de 136,000 ganaderos de Nicaragua.

“Aquí no se trata de prohibir el uso de la Ivermectina (3.5) en general, se trata de dar buen uso al medicamento (...) si no hay conciencia en el uso del medicamento, siempre vamos a tener problemas”, explicó Campos.

En la reunión convocada por Comisión Nacional Ganadera, la Cámara Nicaragüense de la Carne, la Cámara de la Leche, y el Ministerio Agropecuario y Forestal, también se abordaron temas vinculados con la importancia de la trazabilidad bovina.

Mal para la salud

René Blandón, Presidente de Conagan, alertó que el mal uso de la Ivermectina 3.5 en la carne de res “perjudica la salud humana”, por lo que Nicaragua podría ver cancelada las órdenes de compra internacionales.