Ricardo Guerrero
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez admitió ayer que para el Estado es una “tarea pendiente” disminuir la tasa laboral entre adolescentes, que de acuerdo con la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, es del 42.8%.

“Este es un proceso que no se revierte de la noche a la mañana, aquí ha habido varias disposiciones legales y desde el Gobierno central se ha realizado un gran esfuerzo para reducir el trabajo infantil, pero la realidad es que seguir reduciendo esos niveles, todavía es una tarea pendiente”, señaló el legislador.

De acuerdo con el informe sobre coyuntura económica, correspondiente al cuarto trimestre 2012, divulgado por Funides, el 42.8% de las personas de entre 14 y 15 años desempeñan alguna actividad laboral en el país, mientras que un 4.6% de los menores de entre 6 y 13 años también forman parte de la Población Económicamente Activa, PEA, calculada en 58.2% del total de la población.

Luis Alaniz, economista principal de Funides, indicó ayer en la presentación oficial del informe que el desempleo en el país es muy alto, y el mayor empleador en Nicaragua sigue siendo el sector agropecuario, que presenta el mayor grado de pobreza y de desigualdad.

“La mayoría de los trabajadores del sector agropecuario no tienen educación o solamente cursaron la primaria, y es por eso que este sector emplea a muchos niños”, indicó.

El Ministerio del Trabajo, Mitrab, reveló en noviembre pasado que en una encuesta efectuada este año confirmaron que unos 300,000 menores se dedican a trabajar y no a estudiar.

Por su parte, el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, ha propuesto al Mitrab y a la Organización Internacional del Trabajo firmar un convenio de principios, propósitos y estrategias para fortalecer el rol de los empresarios en la formación técnica a los adolescentes, creación de empleos decentes para los adultos y no emplear a los menores de 14 años.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, ha planteado que en un plazo no mayor de tres años Nicaragua debería elevar a 16 años la edad mínima de admisión al empleo.

Crisis mundial

El representante en Managua del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Carlos Melo, sostuvo ayer que Nicaragua ha creado condiciones para no verse muy afectada en caso de que Estados Unidos y la Unión Europea enfrenten más dificultades económicas en 2013.