•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los precios del petróleo cerraron en alza este miércoles en Nueva York, impulsados por el anuncio del banco central estadounidense de nuevas medidas de estímulo para la economía, que favorecen las compras de los activos de riesgo, como el crudo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) con entrega en enero subió 98 centavos a 86,77 dólares, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte con la misma fecha de entrega cerró a 109,50 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), un alza de 1,49 dólares con respecto al cierre del martes.

"El mercado reaccionó con fuerza a los anuncios del Comité de Política Monetaria de la Fed (FOMC)", destacó David Bouckhout, de TD Securities.

El lanzamiento de un nuevo programa de compra de obligaciones y el anuncio de que la Fed mantendrá la tasa de interés en un mínimo "están acordes con la política de sostener a la economía", afirmó el experto.

El analista agregó que estas medidas aportan liquidez al mercado, lo que favorece activos como el crudo.

Además, estas medidas excepcionales tienen como efecto una depreciación del dólar, lo cual impulsa las compras de materias primas nominadas en dólares como el petróleo.

En tanto, los operadores reaccionaron de forma positiva a la leve revisión al alza de las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para la demanda de crudo en 2012 y 2013.

En su informe mensual de diciembre, la AIE prevé un consumo de petróleo de 89,7 millones de barriles diarios (mbd) en 2012 y de 90,5 mbd en 2013, lo que supone 70.000 y 110.000 barriles más, respectivamente, que la previsión de noviembre.

Esto era "totalmente esperable", destacó Matt Smith, de Schneider Electric.

En tanto, el impacto de estos datos fue frenado por la inesperada alza de los inventarios de crudo en Estados Unidos en la semana finalizada el 7 de diciembre, según los datos del Departamento de Energía de Estados Unidos (DoE).

Las reservas de crudo aumentaron en 800.000 barriles en la semana terminada el 7 de diciembre a 372,6 millones de barriles, mientras que los expertos consultados por la agencia Dow Jones Newswires apostaban por un retroceso 2,1 millones de barriles.