• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El potencial de energía renovable es aprovechado al mínimo en Nicaragua, mientras que la factura petrolera alcanza los US$1,000 millones anuales, período en el que se importan unos 10 millones de barriles de crudo, de acuerdo con cifras oficiales.

La organización Renovables precisó en un informe, que Nicaragua tiene un potencial para generar 5,500 Megavatios de energía limpia, pero solo produce 345.5 Megavatios, es decir que apenas se explota el 6%.

César Zamora Hinojos, gerente de la empresa generadora de energía AEI Nicaragua, destacó que si el país aprovechara el 15% de la capacidad que existe para producir electricidad renovable, se cubriría el 100% de la demanda, que es de unos 540 Megavatios por día.

“Si nosotros lográramos aprovechar el 15% de la capacidad que tenemos para producir energía renovable, cubriríamos el total de la demanda a nivel nacional y dejaríamos de depender del petróleo para generar la energía que consumimos”, señaló Zamora.

Infografía

En la medida que Nicaragua dependa más de energía renovable, la factura petrolera disminuirá, coinciden los especialistas.

Al terminar este año, según el Ministerio de Energía y Minas, MEM, este país producirá con recursos renovables el 40% de la energía que consume, y al 2017 se proyecta que esa cifra aumente al 90%.

En la actualidad, Nicaragua “cuenta con una matriz de generación compuesta por energía térmica”, han explicado representantes del MEM.

“Tenemos que aumentar la generación de energía con recursos renovables”, declaró el titular del MEM, Emilio Rappaccioli.

Muchos proyectos, pocos en funcionamiento

En la actualidad, señaló por su parte el informe de Renovables, en Nicaragua operan 7 centrales hidroeléctricas, 4 están en construcción, 3 ya tienen su licencia para funcionar y existen 17 proyectos candidatos.

En el área de la geotermia, agregó el estudio, hay 2 proyectos funcionando, 3 están en exploración y hay 7 áreas no concesionadas.

Por su parte, Zamora afirmó que en este país “hace falta inversión en el sector y tenemos que buscar los mecanismos para llegar a (explotar) ese 15%, para aprovechar esos recursos que son más baratos”.

Enfocar leyes

Agregó que ya existen leyes e incentivos para atraer la inversión para generar más energía limpia, aunque destacó que se necesitan nuevos mecanismos para fortalecer al sector.

“Hasta el momento la geotermia es la que más energía aporta al sistema, con 105 Megavatios, sin embargo vemos mucho potencial en la energía eólica, que en promedio aporta 70 Megavatios al año”, señaló Zamora.

Nicaragua genera unos 829 Megavatios, de los que 345.5 son con recursos verdes. En este país, 2.8 personas de cada 10 no tienen acceso a electricidad, de acuerdo con información oficial.

El plan

Para 2016, las autoridades nicaragüenses esperan que la capacidad instalada de energía limpia aporte al sistema 1,044.6 Megavatios, de los que la mayoría los colocaría la hidroelectricidad, con 352.2 Megavatios.

Cuando, en 2013, el 50% de la energía que utilice Nicaragua sea renovable, se reducirá en 1,754,000 barriles el consumo de búnker, dijo, por su parte, Rappaccioli.

Rappaccioli, además, dijo en octubre pasado que este país es el que tiene menos eficiencia energética en Centroamérica, porque requiere de casi 3 barriles de petróleo para producir US$1,000 de Producto Interno Bruto.

El precio promedio de la electricidad en Nicaragua se cotiza a nivel de minorista en US$183 el Megavatio/hora, y en US$137 el Megavatio/hora en el sector mayorista, según cifras oficiales.

El marco legal

Renovables, que aglutina a 31 organizaciones, indicó en un informe que Nicaragua tiene un marco legal atractivo para la inversión en temas de energía verde.

Este país tiene una Ley de Promoción de Inversiones, que asegura libre convertibilidad de la moneda, posibilidad de repatriar capital y utilidades, no discrimina a inversores extranjeros, y protege los derechos de propiedad, patentes y marcas.

También hay una Ley de Mediación y Arbitraje, que regula dos métodos alternativos al proceso judicial para resolver diferencias.

Por otro lado, desde 2005 existe la ley para la promoción de generación eléctrica con fuentes renovables, que exonera del pago de Derechos Arancelarios de Importación durante la construcción del proyecto, además libra del pago del Impuesto al Valor Agregado, del Impuesto sobre la Renta, y de todos los impuestos municipales, escalonados durante 10 años, entre otros.

La organización Renovables propuso este año una reforma a la ley para la promoción de generación eléctrica con fuentes renovables, en la que se establece una serie de beneficios fiscales para impulsar la inversión en proyectos de energía verde.

El consumo

El sector residencial consume el 48.1% de la energía en este país, el de transporte el 25.7%, la industria el 12.7%, el de comercio y servicios públicos el 10.6%, el agropecuario el 1.7%, y otros el 1.2%, según cifras oficiales.