•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Un total de 120 productores organizados en la cooperativa Santa Ana, de la comarca Rancherías, jurisdicción de Chinandega, y una cooperativa de la comarca El Pellizco Occidental, perteneciente a Chichigalpa, recibieron semilla certificada e inoculante (fijador de nitrógeno) para iniciar la siembra de 120 manzanas de frijol rojo de postrera.

La entrega fue hecha por funcionarios de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), que favorece el Programa Apoyo a Pequeños Productores de Frijol del departamento de Chinandega para la Siembra de Postrera del Ciclo Agrícola 2008.

Felipe Argüello Agüero, Director Ejecutivo de Upanic, informó a EL NUEVO DIARIO que están desarrollando un proyecto piloto que beneficiará a 60 productores de cada cooperativa que sembrarán un máximo de dos manzanas, y en dependencia del éxito lo ampliarán durante la siembra de primera el próximo año.

Cada productor recibió 80 libras de semilla certificada y dosis y media de inoculante para cada manzana, cuyo pago será cancelado cuando obtenga la producción en noviembre próximo.

“Está comprobado que el fijador de nitrógeno aumenta considerablemente la producción de frijol y de las leguminosas. Se espera que la producción incremente por lo menos en 25 por ciento de rendimiento por manzana. Replicaremos este programa para la temporada de apante en otras zonas del país”, expresó el funcionario.


Esfuerzo en conjunto
Este proyecto piloto, que costará un millón 231 mil 439 córdobas, contará con el apoyo del Programa de Servicios de Desarrollo Empresarial (Prosede) adscrito al Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), que entregará 520 bonos a productores para que accedan a servicios de capacitación, diagnóstico y asistencia técnica.

Se espera que los productores obtengan una producción de 24 quintales por manzana, superior a los 18 quintales tradicionales, cuya producción será subastada por la Bolsa Agroindustrial (Bolsagro).

Guillermo Rivera, coordinador nacional de Procede, expresó que productores de Rancherías y El Pellizco Occidental venden a un mil córdobas el quintal de frijol, y se espera que con los seis quintales adicionales que obtengan por manzana, tengan ganancias superiores a 30 mil córdobas, para de esa manera saldar los costos de producción, incluyendo la asistencia técnica y capacitación.

Juan de Dios Núñez, miembro de la Cooperativa Santa Ana, se mostró entusiasmado y aseguró que a partir de hoy jueves comenzarán la siembra, y espera rendimiento superior a los tradicionales debido al uso del inoculante, cuya eficacia está comprobada.

Julia Carvajal manifestó que siembra una manzana de arroz, tiene sembradas dos manzanas de frijol y sembrará otras dos con semilla certificada, como parte del proyecto piloto, además, tiene una plantación de plátanos.