• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El año 2012 no ha sido tan malo para la industria de las microfinanzas en Nicaragua. El sector proyecta cerrar con una cartera de US$170 millones, lo que representaría un crecimiento del 5% en comparación a los US$163 millones que sumaron los préstamos otorgados por dichas instituciones en 2011.

“El sector proyecta cerrar el año con una cartera de entre US$165 millones y US$170 millones, que implicaría un crecimiento del 5% respecto del 2011. Para el 2013 la meta sería elevar el crecimiento hasta el 10%, para consolidar el proceso de recuperación tras la crisis”, dijo Fernando Guzmán, presidente de la Asociación de Microfinanzas de Nicaragua, Asomif.

Infografía

El dirigente del microcrédito señaló que también espera que instituciones como el Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos) y el Banco Centroamericano de Integración Económica BCIE incrementen el financiamiento al sector.

En franca recuperación

Y es que hasta el cierre de junio de este año, Asomif ya contabilizaba una cartera de créditos por US$147 millones y 225,000 clientes, luego de que en 2008 el sector entregara US$246 millones en crédito, distribuidos en 350,000 clientes, cifra que ha disminuido hasta los 250,000 clientes.

Roberto José Brenes, subdirector regional para Centroamérica y el Caribe de Microfinanzas Bolivianas, sede Nicaragua, señaló que a pesar de la desconfianza que causó en los inversionistas y fondeadores internacionales la crisis del 2008 y el movimiento de los no pago, este año ha sido bueno para las microfinanzas porque “están empezando a recuperarse”.

Prueba de esa mejoría es que al finalizar el tercer trimestre de este año, algunos fondeadores ya han empezado a facilitar nuevamente líneas de créditos para las instituciones de microfinanzas, flexibilizando además las condiciones de los fondos, a la vez que algunos indicadores que miden la calidad de la cartera han empezado a mostrar signos positivos.

“Al tercer trimestre la cartera del sector ya había crecido en 1% respecto al trimestre anterior después de 4 años consecutivos en declive, mientras el indicador de morosidad mayor a 30 días cerró con una notable mejoría en 4%, siendo el mejor de Centroamérica y bajando considerablemente después de haber estado en un 16.8% al cierre del 2010”, explicó Brenes.

Este fue un año muy bueno

Para Julio Flores, gerente general del Fondo Desarrollo Local, FDL, el 2012 fue para ellos un buen año, después que los últimos tres años fueron de muchas dificultades, de calidad de cartera, de disminución del fondeo.

"Este 2012 fue completamente diferente, la estabilización de la institución y la recuperación de la mayoría de los fondeadores, nos dio como resultado este año de un crecimiento del 4%", explicó.

Señaló que en 2013 esperan crecer un 10%, eso implica US$6 millones más que 2012, "tenemos asegurados los recursos por todos los fondeadores y las perspectivas son apoyar el crecimiento económico del país", indicó.

La cartera del FDL actualmente es de US$60 millones distribuida en todo el país, con 60,000 clientes de los cuales el 40% está en el sector agropecuario y un 40% ubicado en servicios y el resto en el sector vivienda, por el momento es la institución microfinanciera más grande de Nicaragua.

El año de Fundeser

Por su parte, René Romero Arrechavala, gerente general de Fundeser, manifestó que 2012 fue un año de total recuperación para la institución. "En el 2011 Fundeser creció el 25% de su cartera en relación al 2010, este año estamos creciendo el 30%, es decir, llegamos a US$16 millones con más de 25,000 clientes", explicó. Señaló que los indicadores se han estabilizado, cuentan con una excelente calidad de cartera.

"Estamos hablando de que la cartera en riesgo va a ser menor del 2% al finalizar el año, nada que ver con los años de crisis en 2009-2010", detalló.

Otro elemento importante es que lograron recuperar la confianza de los acreedores y se renovaron los préstamos que se vencían este año.

"Estamos hablando de US$9.7 millones entre renovaciones y fondos frescos que contribuyeron al financiamiento de Fundeser en el 2012", indicó.

Conami ayudó

Flavio Chiong Aráuz, presidente en funciones de la Comisión Nacional de Microfinanzas, Conami, señaló que a partir del 2011 hay un proceso de recuperación en el sector de las Microfinancieras.

"Aunque esa recuperación ha sido un poco lenta, pero ahora han empezado poco a poco los fondeadores a regresar al país. Y creemos que con la Ley 769, de microfinanzas, que entró en vigencia en enero de este año, y con la entrada en funcionamiento de la Conami, se inició un proceso de institucionalización", indicó.

Señaló que este proceso vendrá a mejorar el tema de las microfinanzas en Nicaragua por cuanto este ente regulador va a ayudar mucho para que los fondeadores sientan más confianza en financiar a las microfinancieras.

Buenas expectativas

"El 2013 será un año clave para las microfinancieras ( ) porque en el 2013 la Conami va a tener todas las normas aprobadas y entonces va a empezar el verdadero proceso de regulación de las microfinanzas. Esto va a dar estabilidad, mejoría en el fondeo, va a dar mejoría a los usuarios ( ) porque en la medida que los fondeadores sientan confianza y una regulación efectiva, van a regresar al país y tenemos la esperanza de que mejore el financiamiento”.

Año para crecer

Para el 2013 la meta sería elevar el crecimiento hasta el 10%, para consolidar el proceso de recuperación tras la crisis".