•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las quejas por problemas de facturación de energía, agua potable y telefonía, interpuestas por los usuarios ante el Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec, sumaron  este año más de 30,000 denuncias, las cuales lograron que se les regresara C$19.2 millones, según datos proporcionados por los directivos de la institución en su IX Asamblea General de 2012.

“En total fueron C$19.2 millones lo que los consumidores no pagaron de más en 2012, esa fue la gestión que nosotros hicimos en dispensa, es decir que ese fue dinero que la gente no pagó a diferentes instituciones públicas y privadas porque se los estaban cobrando de más”, explicó Marvin Pomares, Director del

Instituto de Defensa de los Consumidores, Indec.

facturacion-de-servicios

Pomares, quien participó en la IX Asamblea General de Promotores y Delegados del Indec a nivel nacional, resaltó que los usuarios de energía eléctrica, telecomunicaciones y de agua potable fueron los más afectados en este año.

“Solo los usuarios de la energía eléctrica se ahorraron en dispensas por alta facturación un total de C$17 millones, también se realizaron gestiones con los bancos donde ayudamos a resolver un sinnúmero de casos en reclamos, cuyos montos ascienden a C$1.3 millones en todo el año”, explicó Pomares.

Otra de las instituciones que tuvo que regresar en dispensas alrededor de C$462,000 fue la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

De igual forma, diferentes casas comerciales que operan en todo el país regresaron C$72,000 a los consumidores por concepto de cobros alterados.

Pomares explicó que los reclamos en contra de la distribuidora de energía eléctrica pasaron de 18,500 en 2011 a 20,643 denuncias en 2012, y en el caso de las quejas por los malos servicios de las telecomunicaciones, estas ascendieron de 4,843 el año pasado a 5,678 en 2012.

“Se elevaron los índices de denuncias, y esto obedece a que la población está resintiendo los cobros alterados por la energía que este año ha sido más cara, por telefonía y agua potable, pero también porque están haciendo valer sus derechos”, señaló Pomares.

Una tarea compleja e incómoda

Para el asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, la tarea que realiza el Indec es “compleja e incómoda, pero muy importante”.

“Este año lograron que no se cobrara injustamente a los consumidores más de C$19 millones, y esa tarea es muy loable y se debe de brindar todo el apoyo que esta institución necesite”, indicó Arce, después de participar en la Asamblea Anual de los consumidores.

Recordó que esta institución consiguió también que no se cobrara a los consumidores US$148,000. “Este es el esfuerzo que se hizo, en este caso concreto con el sector de la banca”, explicó el funcionario público.

Arce dijo que desde hace dos años viene gestionando una mayor atención de parte de las instituciones del Estado hacia el papel que juega el Indec, y “ahora me alegra saber que en esta Asamblea estén presentes funcionarios del INE, de Enacal y representantes de empresas como Gas Natural y otras, porque eso refleja que cada día es mayor el reconocimiento institucional a este esfuerzo social del Indec”, señaló.

En la Asamblea Anual del Indec participaron representantes de instituciones como el Ministerio de Energía y Minas, del Instituto Nicaragüense de Energía, de la empresa Gas Natural y otras empresas.

Alteraciones a la orden del día

El informe anual del Indec resalta que este año en conjunto con autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, realizaron numerosas visitas a diversos establecimientos --gasolineras, supermercados, mercados populares, farmacias y hospitales-- donde se encontraron con diversas irregularidades.

“En los mercados populares encontramos que el principal problema radica en el peso del producto, casi siempre dan menos producto del que en realidad se está comprando. Si facturás diez libras de arroz, te dan nueve y media, y así es en todo”, señaló Marvin Pomares.

En las gasolineras del país los funcionarios del Instituto de Defensa de los Consumidores constataron que las bombas siempre estaban desequilibradas o alteradas, “pero siempre a favor del dueño y no del consumidor”, señaló el Indec.

“En los hospitales públicos y privados hace falta una mejor organización para atender mejor a los pacientes”, indicó el director ejecutivo del Indec.

Con más “garra”

Desde mediados de 2012 existe una iniciativa de reforma total a la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores y Usuarios, la cual pretende simplificar a los ciudadanos el proceso para denunciar fraudes e infracciones cometidos por los establecimientos comerciales.

El proyecto, introducido el pasado 16 de agosto ante la Asamblea Nacional, plantea que la Dirección de Defensa de los Consumidores, DDC, del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, tendrá oficinas en todo el país con la misma potestad de resolución que las oficinas centrales.

“Con esto se busca el ahorro de tiempo y de dinero al consumidor, evitando que tenga que viajar hasta la capital para accionar los mecanismos establecidos para la protección de sus derechos”, indica el texto de la iniciativa de ley.