Alma Vidaurre Arias
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 52.4% de la población no sabe si será beneficiada o perjudicada por la nueva Ley Tributaria que entró en vigor el pasado primero de enero, y que libró del Impuesto sobre la Renta a quienes ganan hasta C$100,000 anuales y gravó varios productos de la canasta básica.

La norma también aumentó la base de contribuyentes; busca combatir la evasión fiscal y mejorar las recaudaciones, según las autoridades.

La más reciente encuesta de M&R Consultores reveló que el 29.7% de la población sostuvo que la reforma “beneficiará” a la economía del hogar, frente a un 17.9% que dijo que “perjudicará”.

Por un error en la aplicación de la Ley, enero comenzó con una ola alcista, que el sector privado espera se detenga con la publicación del reglamento de la norma, que se espera suceda esta misma semana.

Según M&R Consultores, el 35.1% de la población respaldó el proceso de aprobación de la Ley y el 13.6% la desaprobó, mientras que el 51.3% no emitió criterios.

Además, el 30.1% de los encuestados cree que la Reforma Fiscal disminuirá paulatinamente el desempleo en Nicaragua, pero el 22% dijo que solo favorecerá a los que tienen más.

 

Las Pymes y el hogar

En lo general, la Ley Tributaria busca impulsar a la pequeña y mediana empresa, y mantiene el actual sistema de exoneraciones hasta 2015, cuando los empresarios deberán solicitar ese beneficio.

La Ley también elevó el régimen de cuota fija a CS$1,2 millones anuales, pero gravó tres tipos de arroz, la pechuga de pollo, los cortes de res, el café puro y el aceite de oliva.