•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El experto en Seguridad Social, Manuel Israel Ruiz, sostuvo que tras años de intentos por reformar el sistema de seguridad social en Nicaragua, ahora se discuten puntos “perturbadores para la paz social”, como duplicar el número de cotizaciones y aumentar la edad para jubilarse.

“Por ejemplo, bajar las cuantías a las pensiones, subir las cotizaciones, no solo es subir la edad, sino también lo que aporta cada trabajador”, indicó.

El experto explicó que el Seguro Social es patrimonio de los trabajadores, y que, en cualquier país, la Ley de Seguridad Social es la más importante después de la Constitución.

¿Por qué es tan importante esta Ley?

Porque trata del trabajador cuando está activo, cuando fallece, de su viuda, de sus hijos y de su mamá. Esta ley se supone que protege al trabajador desde que nace hasta que muere. Por eso es importante.

¿Para usted no es viable la propuesta del Gobierno?

No es viable por asuntos biológicos. Ellos quieren aumentar la edad para retirarse, pero ese no es el problema del Seguro Social ni tampoco elevando la tasa de cotización de los trabajadores. Si un trabajador se afilia a la Seguridad Social a los 24 años, cuando alcance los 60 años, se supone que ya laboró 36 años, pero si hacemos un análisis, ese trabajador no cotizó los 36 años, sino solo el 38% de la vida laboral, porque hay que recordar que la permanencia laboral es frágil. En ninguna parte del mundo el trabajador cotiza el 100% de su vida laboral, porque se enferma, porque lo corren, porque cierran la empresa, porque el trabajador se va a estudiar… Por eso no se puede llevar de 750 a 1,500 semanas las cotizaciones, ningún nicaragüense podría cumplir con ese número de cotizaciones, excepto algunos sectores donde hay permanencia, como el Magisterio y la Salud. Nosotros abogamos para que la reforma sea integral y que aborde al menos siete aspectos sustantivos del país.

¿Cuáles son esos aspectos?

Primero, el aspecto administrativo, porque el Consejo Directivo del INSS no puede seguir siendo nombrado por el Poder Ejecutivo, sino por la Asamblea Nacional, a propuesta de los trabajadores, los empleadores y el Estado. El Presidente Ejecutivo del INSS no puede seguir siendo nombrado por el Presidente de la República. Las inversiones del INSS tienen que transparentarse, porque hay mucho dinero, estamos hablando de más de C$14 mil millones. En el aspecto financiero, que el INSS disminuya los gastos administrativos, los que actualmente rondan el 10.8%, cuando debería ser el 6% en relación con la tasa de cotización.

También estamos solicitando que el Estado pague la deuda de US$600 millones. Se tiene que reconocer esa deuda porque es dinero de los cotizantes. Otro aspecto es la cobertura, solo tenemos una cobertura del 20% de la Población Económicamente Activa, que es de 2.8 millones. Esos son algunos de los aspectos que queremos se tomen en cuenta a la hora de la reforma.

¿Y dónde quedan las Empresas Médicas Previsionales?

Esa es otra cosa. No es posible que el INSS pague US$95 millones anuales a las Empresas Médicas Previsionales, porque brindan una pésima atención a los asegurados. Esas empresas están fuera de la Ley, y el INSS no tiene ninguna argumentación jurídica para comprarle a esas empresas. No hay licitación, todo se hace de manera individual y el trabajador no tiene ningún derecho.

¿Cuál es la reforma ideal?

Aquella reforma integral consensuada entre los trabajadores, los pensionados, los empleadores y los políticos. No hemos planteado que con la reforma ideal al 2022 deberíamos de tener una cobertura no menos del 50% de asegurados.

¿A muchos trabajadores les preocupa trabajar 30 años y que al final reciban una pensión miserable?

La propuesta del Gobierno es reducir la pensión de todos, hoy con la Ley actual, un trabajador de la zona franca, por ejemplo, recibe C$3,200 de pensión, ese trabajador para que llegue al 100% de su salario necesita 35 años de vida laboral. Hoy se va con 100% de pensión con 14.5 años trabajados. Además, plantean subir la edad de jubilación, elevar la tasa de cotización y reducir la cuantía de la pensión… Claro que preocupa lo que pretenden hacer.

Con la propuesta de reforma planteada por el Gobierno, ¿quiénes serían los perjudicados?

La sociedad en general. Si aprueban esa ley sería catastrófica desde el punto de vista social, porque no se estarían resolviendo los problemas que enfrenta la seguridad social.

¿Uno de los cambios que pretenden hacer es incrementar la tasa obligatoria de abono?

Actualmente para financiar las pensiones de invalidez, vejez o muerte, la tasa de cotización es del 11%, y quieren subirla al 24.7%, si no se hace ninguna reforma. Es decir, que si actualmente te quitan el 6% de tu salario para el Seguro Social, si hacen este cambio el abono sería del 11.25% del total del salario.

¿A cuánto ascienden las reservas del INSS?

Actualmente el fondo de la Seguridad Social es de aproximadamente C$14,500 millones. Esos fondos deberían de ser intocables, y el INSS debería de publicar semestralmente cuál es la reserva. Eso está planteado en la propuesta de reforma de los trabajadores.

¿Ahorra el INSS?

Anualmente hay un remanente social de entre US$75 y US$100 millones. Desde 1990 la institución no ha tenido déficit, por lo tanto no es la solución incrementar la tasa, la edad de jubilación y bajar las pensiones.