Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Bush urge aprobación de plan de rescate financiero
NUEVA YORK, AFP
El presidente George W. Bush advirtió ayer a los congresistas estadounidenses que se muestran reacios a un plan de rescate financiero por 700 mil millones de dólares, que “no actuar tendrá amplias consecuencias” para la economía norteamericana.

“Los estadounidenses observan si los demócratas y republicanos, el Congreso y la Casa Blanca, pueden llegar a un consenso para solucionar este problema con la urgencia que justifica”, indicó Bush en un comunicado.

“Trabajando conjuntamente, confío en que podremos promulgar la legislación necesaria para prevenir daños duraderos en nuestra economía y encarar el reto extraordinario que hoy se nos presenta”, dijo Bush, en momentos en que el plan de rescate enfrenta reticencias en el Congreso.

Demócratas apoyan plan de rescate financiero
WASHINGTON, AFP
El presidente demócrata de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Barney Frank, apoyó ayer la idea de un plan de rescate de la economía y pidió la implementación de un “consejo de vigilancia” del salvamento del sistema financiero estadounidense.

“Debemos instaurar un consejo de vigilancia” del plan presentado por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo Frank, legislador por Massachusetts (noreste), en una conferencia de prensa el lunes en el Capitolio.

Frank explicó que el consejo verificaría “lo que se compra, qué clase de compañías son compradas” en el marco de un plan de compra del Estado de activos dudosos a los bancos.

Sobre la posibilidad de que los directivos de las empresas se beneficien de las indemnizaciones, el legislador dijo que “no hay paracaídas dorados”.

“Hace falta un plan de salvamento, que incluya infraestructura, ayuda en el sector salud, ayuda al empleo”, dijo recordando que la tasa de desempleo en Estados Unidos es la más alta en los últimos 5 años en 6.1 por ciento.

Megabanco japonés sale al rescate de Morgan Stanley
Tokio, AFP
El gigantesco banco japonés, Mitsubishi UFJ, anunció ayer su intención de salir al rescate de su colega estadounidense en dificultades, Morgan Stanley, del cual comprará hasta un 20 por ciento por cerca de 6 mil millones de euros (8 mil 780 millones de dólares).

Simultáneamente, otra gran institución financiera japonesa, la casa de corretaje Nomura Holdings, anunció la compra de todas las operaciones del banco de inversiones estadounidense en bancarrota Lehman Brothers en Asia-Pacífico y la recontratación de sus 3 mil empleados en la región.

Mitsubishi UFJ Financial Group, el mayor banco del mundo en términos de activos, firmó una carta de intención con Morgan Stanley para adquirir entre 10 por ciento y 20 por ciento de su capital y formar “una alianza estratégica mundial (...) cuanto antes”, afirmó en un comunicado.

Un responsable de Mitsubishi UFJ precisó luego que el monto de la transacción oscilará entre los 400 mil y los 900 mil millones de yenes (2 mil 600 y 5 mil 800 millones de euros).

La Reserva Federal (FED, Banco Central estadounidense) anunció el domingo que aceptó que los bancos de inversión Goldman Sachs y Morgan Stanley se transformarán en holdings (bancos comerciales), lo que podría ayudarlos a llevar mejor la actual crisis financiera.

Crisis EU refleja falta de educación financiera
México, AFP
La crisis económica que padece Estados Unidos fue causada en parte por la falta de educación y prudencia financiera de sus ciudadanos, aseguró el secretario (ministro) de Hacienda mexicano, Agustín Carstens.

“Uno piensa que la educación financiera de alguna manera va correlacionada con el grado de desarrollo de los países.

Sin embargo, pienso que la gran crisis que sufrió Estados Unidos en buena medida también refleja una falta de una buena educación financiera”, explicó el funcionario en la inauguración del Segundo
Encuentro de Educación Financiera en Ciudad de México.

Según Carstens, muchas familias estadounidenses tomaron créditos o aumentaron sus gastos sin pensar en las futuras contingencias, “y una vez que cambiaron las circunstancias, se han llevado la sorpresa de que prácticamente su plan de vida tiene que modificarse por algunas decisiones que han tomado”.

Carstens fue número tres del Fondo Monetario Internacional antes de asumir en 2006 su actual cargo de ministro de Hacienda.