•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

A pesar de las frías temperaturas que se registran en grandes áreas de Norteamérica, la guerra por el mercado de los vehículos híbridos se está calentando con la creciente rivalidad entre Ford y Toyota por liderar el segmento.

Aunque la firma japonesa Toyota sigue controlando el segmento que prácticamente inventó hace una década con el Prius, el fabricante estadounidense Ford está acelerando y recortando las distancias.

Según cifras dadas a conocer por Ford, en el último mes de 2012 la cuota de mercado en el segmento de híbridos de Toyota fue de 60% mientras que la de Ford fue un 16%.

En noviembre de 2012, Toyota tenía un 68% y Ford solo un 9%. En un mes, Ford redujo la distancia en 15 puntos porcentuales.

El éxito de Ford ha sido el lanzamiento en los últimos meses de nuevos modelos híbridos: el Fusion y C-MAX.

El primero parece estar sintonizando especialmente bien con el consumidor estadounidense, ya que en diciembre el modelo consiguió su mejor mes de ventas desde su lanzamiento en el otoño, con la adquisición de 3,244 unidades del modelo.

Ventas crecieron

No todas son malas noticias para Toyota: en 2012 la compañía prácticamente duplicó sus ventas de vehículos híbridos y eléctricos, lo que le permitió controlar casi un 70% del segmento.
Por ejemplo, en diciembre de 2012, el grupo Toyota (que incluye las marcas Toyota, Lexus y Scion), vendió 30,788 híbridos en Estados Unidos, un 38% más que en el mismo mes de 2011. Y en el conjunto de 2012, las ventas de híbridos del grupo japonés sumaron 327,413 unidades, un 83.3% más en el año anterior.
Toyota ha declarado que quiere mantener el impulso y liderazgo en el segmento con el lanzamiento de nuevos productos como el Avalon Híbrido que empezó a llegar a los concesionarios norteamericanos a principios de diciembre.