•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua, donde la roya ha afectado al menos el 32% de los cafetales, es el tercer país de Centroamérica más perjudicado por la plaga, solo superado por Guatemala (70%) y Honduras (32.8%), el principal productor en el istmo, según un informe del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, Oirsa.

“El Reporte de incidencia de la roya en la región es alto: Guatemala con el 70% de incidencia, Honduras con 32.8%, Nicaragua con 32%, El Salvador con un 20% y Costa Rica con el 10% de incidencia de roya”, señaló el organismo.

roya anaranjada

En términos globales, Centroamérica producirá en el ciclo 2012–2013 unos 18,9 millones de quintales de café, pero podrían perderse hasta 3,7 millones, es decir que peligra el 19.5% de la cosecha.

Según productores de la región y cifras de distintas organizaciones, la pérdida de hasta 3,7 millones de quintales de café en Centroamérica disminuiría los ingresos en US$555 millones, al calcularse en US$150 el precio promedio del grano en el mercado internacional.

Costa Rica y Honduras ya han declarado una emergencia fitosanitaria a causa de la roya, mientras que Nicaragua, Guatemala y El Salvador no lo han hecho.

El informe también presenta los daños provocados por la roya en Panamá, donde ha sido afectado el 60% de los cafetales.

En el caso particular de Nicaragua, la roya podría provocar pérdidas de hasta 400,000 quintales de café, de los dos millones que se proyectan producir en el ciclo 2012-2013. Además, para el próximo ciclo estarían en peligro hasta 210,000 empleos en el sector cafetalero, de los 700,000 que genera ese rubro.

Unos 35,000 productores nicaragüenses, de los 43,000 que hay en este país, enfrentan dificultades financieras, de acuerdo con las organizaciones locales.

Las causas

Las temperaturas entre 19 y 28 grados centígrados que se han registrado en la región centroamericana y las constantes lluvias, son factores ambientales que Oirsa identificó en su informe como los factores que más han incidido en la propagación de la roya.

El informe de Oirsa concluye que en Centroamérica las pérdidas de café serán de hasta 1,45 millones de quintales, sin incluir El Salvador, país del que no se incluyeron cifras.

Los exportadores de café, sin embargo, advirtieron en un encuentro en El Salvador que la región perderá unos 3,7 millones de quintales del grano, debido a la roya.

Oirsa ejecuta en Centroamérica el “Plan Regional de Combate a la roya”.

En el caso de Nicaragua, el Gobierno junto a Oirsa inició el pasado 28 de enero la “Campaña para el Manejo Fitosanitario en los Cafetales de Nicaragua”, con la que capacitarán a 150 técnicos y 15,000 productores para prevenir la propagación de la roya.

Las cifras de Oirsa indican que en la cosecha 2012-2013 las pérdidas serán en Honduras de 660,000 quintales, en Guatemala 500,000 quintales, Nicaragua con 200,000 quintales y Costa Rica con 90,000 quintales.

Productores: pérdidas serán mayores

En Nicaragua, sin embargo, la Asociación de Exportadores de Café, Excan, indicó que la plaga de la roya podría dejar pérdidas de hasta 400,000 quintales del grano, y reducir los ingresos hasta en US$100 millones para el ciclo 2012-2013.

En Guatemala, la Asociación Nacional del Café, Anacafé, estimó que la epidemia de la roya dejaría pérdidas por el orden del 15%, es decir de unos 700,000 quintales del grano.

En la cosecha 2011-2012 Guatemala exportó 4,8 millones de quintales de café oro, lo que generó ingresos por US$987 millones, cerca de 3% del Producto Interno Bruto en ese país, según cifras oficiales.

Por su parte, Víctor Hugo Molina, gerente general del Instituto Hondureño del Café, dijo a El Nuevo Diario, que las pérdidas en ese país por la roya podrían ser de hasta 1,5 millones de quintales del grano, es decir más de US$200 millones.

Honduras declaró emergencia fitosanitaria y las autoridades capacitan a unos 100 técnicos. Se estima que en ese país existen unos 50,000 productores afectados por la roya.

“El sector cafetalero en Honduras necesita crédito de unos US$85 millones para poder implementar una estrategia de combate a la roya en un período de tres años”, dijo Molina.

La situación en El Salvador

José Roberto Inclán Robredo, Presidente de la Asociación de Cafetaleros de El Salvador, afirmó a El Nuevo Diario que la roya amenaza entre el 15% y 20% de la producción, es decir que peligran hasta 400,000 quintales del grano, lo que en dinero representa unos US$70 millones.

El Consejo Salvadoreño del Café estimó que unos 23,000 productores de café generarían en el presente ciclo unos dos millones de quintales de café oro.

“El virus de la roya en El Salvador tiene muy afectado al sector cafetero y la cosecha 2012-2013 está afectada en un 15%; la región occidental está bastante afectada, así como la región central del país”, dijo Inclán.

Aseguró que si logran obtener recursos para combatir la roya en este ciclo productivo, en el período 2013-2014 las pérdidas serían de un máximo del 40% de la producción. Pero de no actuar ahora, la situación sería peor.

 

Financiamiento

“Solicitamos la inyección inmediata de dinero al Banco Produzcamos con plazos e intereses de fomento, para enfrentar con carácter de urgencia la lamentable situación y el estado de calamidad”, dice un pronunciamiento de los caficultores nicaragüenses.

 

Las zonas más afectadas

En el caso de Nicaragua, el informe de Oirsa indica que el departamento de Jinotega es el que tiene mayor incidencia de roya, con 48%, seguido de Nueva Segovia con 31%, Matagalpa con 29%, Madriz 27% y Estelí con el 25%.

En Guatemala se reportan mayores afectaciones de la roya en la zona central y Sur oriente de ese país, con un 100% de incidencia.

En Honduras la roya ha atacado más fuerte a los cafetales ubicados en las zonas de Occidente, Centro y en los departamentos de Yoro, Cortés, Olancho en el Norte y el departamento de “Francisco Morazán”, en el centro del país, según el informe.

En el caso de El Salvador, como zonas mayormente afectadas están Sierra Alotepeque-Metapán, Sierra Apaneca-Ilamatepec, Sierra El Bálsamo-Volcán San Salvador y Cacahuatique-Nahuaterique, con una incidencia entre el 45% y 50% en todas las zonas.

En Costa Rica las afectaciones están localizadas en Coto Brus, provincia de Puntarenas, y Pérez Zeledón, en el Sur del país, ambos con 100% de afectación, según Oirsa.