•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las aplicaciones móviles han revolucionado con su sencillez y utilidad la forma de relacionarnos con la tecnología, pero la incompatibilidad entre los distintos sistemas operativos está fragmentando el acceso a Internet y obligando a la Web a evolucionar para garantizar la universalidad de la red.

Antes de que aparecieran los teléfonos inteligentes, el acceso a Internet se realizaba a través de navegadores, las herramientas para bucear por la world wide web, pero el Internet móvil ha trastocado esos usos.

El director de desarrollo de producto e innovación de Telefónica Digital, Carlos Domingo ha indicado a Efe que las aplicaciones se han convertido en el medio primario de acceso a contenidos y servicios de Internet en el móvil, mientras que el responsable del The App Date, Óscar Domingo, ha destacado que con ellas todo es natural y fácil y que están abriendo Internet a más “gente, circunstancias y contextos”.

Pero Domingo ha alertado de que las “apps” nativas llevan asociados ciertos problemas que no tiene la Web en el PC.

Una aplicación nativa es aquella desarrollada específicamente para un único sistema operativo, por ejemplo Android, iOS o Windows Phone, por lo que no es compatible con entornos de la competencia.

“No tienen el mismo grado de universalidad, no son abiertas, no se comunican entre ellas, no funcionan en diferentes dispositivos y sistemas operativos y además solo se pueden publicar o actualizar de acuerdo a las decisiones arbitrarias de las corporaciones que las controlan y no del desarrollador o el usuario final”, ha apuntado Domingo.

 

Obstrucciones

El responsable de Mozilla para Europa, Tristan Ninot, ha denunciado que la innovación en la industria móvil se está viendo obstaculizada por los sistemas cerrados, que suponen “una gran barrera de entrada para los creadores de contenidos”.