•   Japón  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Toyota que acaba de recuperar el primer puesto en el ranking mundial, prevé ahora triplicar su beneficio neto anual gracias al aumento de las ventas en Estados Unidos y a la caída del yen.

El fabricante japonés anunció el martes que espera un beneficio neto de unos 8,270 millones de euros para este ejercicio, que va desde abril de 2012 a marzo de 2013.

Su beneficio de explotación, que podría triplicarse también, se beneficiará de un tipo de cambio del yen mucho más favorable, y de ventas superiores a las esperadas.

El yen, tras alcanzar niveles récord empezó a devaluarse en noviembre ante el dólar y el euro, lo que aumenta automáticamente los ingresos obtenidos en el extranjero por Toyota, cuando los convierte en moneda nipona.

El fabricante espera vender un 20% más en este ejercicio de todas sus marcas (Toyota, Lexus, camiones Hino y los pequeños utilitarios Daihatsu), que el anterior.

El rebote no deja de ser espectacular, en particular en América del Norte y Asia (sin incluir Japón), dos regiones donde Toyota piensa vender un 30% de vehículos más.

En Estados Unidos, la imagen de la marca parece haber recuperado buena parte de su brillo dos años después de la revisión masiva de vehículos a causa de problemas técnicos, mientras que en el sureste asiático (Tailandia e Indonesia entre otros), el grupo construye empresas para responder a la fuerte demanda local.

 

Pasó la crisis

En el ejercicio 2011-2012 Toyota se vio ensombrecida por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011 en el noreste de Japón, que paralizó durante semanas su producción.