•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 200 apicultores del Norte de Nicaragua participan en el programa de mejoramiento de abejas reinas, con lo cual pretenden aumentar el rendimiento en sus colmenas (de 35 a 50 kilogramos) e incrementar las exportaciones totales de ese sector, que registraron US$1,3 millones en el ciclo productivo 2011-2012.

El plan de negocio Producción y mercadeo de abejas reinas para apicultores de Madriz y Nueva Segovia es financiado por la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua, Funica, con un monto de US$68,247, incluida una contrapartida de US$32,000 de la Cooperativa Multisectorial Jóvenes Emprendedores de Madriz, Comjeruma.

El proyecto beneficiará a 200 apicultores de los 300 que hay en Matagalpa, Jinotega, Estelí, Madriz y Nueva Segovia, en el Norte de Nicaragua, cuyas colmenas pasarían de producir 35 kilogramos a 50, explicó Nehemías Misael Centeno, Presidente de Comjeruma.

La iniciativa ayudará a los apicultores a comercializar en Las Segovias abejas reinas mejoradas, para aumentar el rendimiento de las colmenas en toda la zona.

Cifras condominio

Nicaragua no es un gran productor de miel. Cifras oficiales indican que apenas existen 1,500 apicultores en el país.

El año pasado, de acuerdo con el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex, las exportaciones de miel generaron ingresos por los US$570,134, inferior a los US$787,218 de 2011.

Según la Fundación Suiza  de Cooperación para el Desarrollo Técnico, Swisscontact, en la actualidad la producción promedio de los apicultores nicaragüenses es de 35 kilogramos por colmena.

El ciclo productivo de la miel va de noviembre a abril y en el período 2011–2012 las ventas al exterior generaron ingresos por US$1,3 millones.

El proyecto que beneficia a los apicultores de Comjeruma comenzó en diciembre pasado y concluirá este año.

En Nicaragua los 1,500 productores de miel de abeja están distribuidos en las regiones de Occidente, Las Segovia, Región Autónoma del Atlántico Sur y Boaco, según la Comisión Nacional Apícola de Nicaragua, CNAN.

Seleccionan mejores abejas

Centeno precisó que en Madriz los apicultores ya seleccionan las mejores abejas reinas; es decir, a las más productivas y con las mejores características fenotípicas para venderlas a los otros empresarios del sector.

“Estamos trabajando esta tecnología para apoyar a jóvenes emprendedores y mujeres específicamente de Madriz y Nueva Segovia. Lo importante es que estos apicultores están viendo esto como un negocio que puede ser rentable para su cooperativa a través de la venta de servicios y tecnología en su región”, dijo, por su parte, Julio Monterrey, Gerente de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de Funica.

Cada abeja reina, más el servicio de instalación de la misma en la colmena, tendrá un precio de US$10, y el pedido será atendido en un tiempo máximo de 16 días, explicó Centeno.

“Para la ejecución del proyecto, Funica nos ayudó a elaborar un plan de negocio. Con este proyecto pretendemos que los productores tengan más facilidad de manejo de sus apiarios y mejoren sus rendimientos productivos por colmena”, agregó.

Los apicultores, a través de un proceso de selección, obtendrán abejas reinas más productivas.

El buen comportamiento higiénico en la colmena por parte de la abeja reina, un estado físico sano, cero agresividad y abejas reinas que procuren reservas alimenticias en sus colmenas, entre otras características, serán las seleccionadas como abejas mejoradas, de acuerdo con los expertos.

Experiencia similar

Félix Linarte López, Presidente de la CNAN, dijo a El Nuevo Diario que en el departamento de Boaco la Cooperativa Tierra Nueva también desarrolla un proyecto similar al de los productores apícolas de Madriz, con el objetivo de mejorar genéticamente la calidad de las abejas reinas para obtener mejores rendimientos productivos por colmena.

“En casi toda Nicaragua la abeja que predomina en las colmenas es la que llamamos africanizada. Pero con el apoyo del Magfor (Ministerio Agropecuario y Forestal) estamos trabajando diferentes proyectos para mejorar más la calidad de las abejas reinas”, dijo Linarte.

Entre los proyectos que impulsa la CNAN en conjunto con el Magfor está la búsqueda de mejora genética de abejas para crearles resistencia a enfermedades como la varroasis y la nosemiasis, ambas causadas por ácaros y parásitos que afectan a las abejas.

“Junto con el Magfor trabajamos un proyecto piloto a nivel nacional, y una vez que tengamos identificados los mejores genes con las mejores características se comenzará el trabajo de crianza de abejas reinas para difundir la tecnología”, comentó el Presidente de la CNAN.

Por su parte, Monterrey anunció que este año la intención de Funica es promover el intercambio entre apicultores y articular los grupos existentes, a través de distintas estrategias de comercialización.

En el Occidente de Nicaragua, zona pionera de la apicultura, es donde se reportan mayores volúmenes de producción de miel de abeja, gracias al clima que predomina en el lugar, según una caracterización realizada por la CNAN.

Tecnologías

“Funica desarrollará un enfoque de cadena en la apicultura para hacer articulaciones de negocios que mejoren el acceso a tecnologías y servicios en la cadena de la producción de miel”, dijo Julio Monterrey, Gerente de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de Funica.

La experiencia

Los miembros de la Cooperativa Multisectorial Jóvenes Emprendedores de Madriz, Comjeruma, se dedican a la producción apícola desde hace seis años.

También han sido capacitados por la Fundación Suiza  de Cooperación para el Desarrollo Técnico, Swisscontact, con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para mejorar su competitividad.

Algunos de los socios de esta cooperativa cuentan con un diplomado de Apicultura en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en León.

Los apicultores de Comjeruma promueven la inocuidad y calidad de sus productos, facilitando así el acceso a mercados cada vez más exigentes y competitivos. Además promueven  el desarrollo de nuevos productos, y el mejoramiento genético.