•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La microfinanciera Fondo de Desarrollo Local, FDL, ha puesto su mirada en el sector rural. El gerente de esa institución, Julio Flores explicó que el 65% de sus créditos están en el campo. La microfinanciera tiene una cartera de US$55,57 millones y más de 60,000 clientes.

¿Qué planes tiene FDL en 2013?

Colocar este año US$70 millones, eso implica que al finalizar el 2013 tendremos una cartera de US$65 millones. Hay muchos clientes que les damos hasta dos préstamos en el año, por eso los créditos que colocamos son mayores que el saldo que nos queda.

Estamos atendiendo a casi 60,000 clientes, de los cuales cerca de 20,000 son productores agropecuarios. Hemos estructurado servicios financieros para que el 10% de los clientes nuestros reciba, además de crédito, asistencia técnica.

¿Cómo estuvo la colocación de préstamos en 2012?

Fue el año de la estabilización. 2009, 2010, 2011 fueron años de crisis, de disminución de cartera y de ajustes a lo interno, además de gestiones de fondos ante los proveedores internacionales.

Nosotros captamos el 90% de los fondos que nos propusimos en los años anteriores, y en 2012 logramos captar el 100% de los fondos que necesitábamos; de tal manera que en 2012 tuvimos un crecimiento moderado de 3.5%, logramos bajar la cartera de riesgo a niveles internacionales aceptables y mejorar la colocación.

El mercado de microfinanzas de Nicaragua es muy dinámico desde el lado de la demanda. Hay miles de pequeños empresarios del sector urbano y rural que demandan crédito.

¿Cuál ha sido el comportamiento de la morosidad en los créditos concedidos?

Estamos con indicadores menores al 4%, que es aceptable a nivel internacional.

¿La tasa de interés que aplican a los préstamos estará estable este año?

Eso se ajusta dependiendo del producto financiero para créditos de largo plazo, créditos de inversión. Para créditos del sector agropecuario tenemos menores tasas y para el crédito de comercio y de servicio son tasas mayores (…) Lo que procuramos es adaptar el crédito a las necesidades del cliente, no solo en términos de tasa, sino en monto.

¿Apuestan a convertirse en financiera este año?

La Ley de Microfinanzas que se aprobó en 2011 entró en vigencia el año pasado (…) Hay pocas, nos hemos preparado desde hace unos cuatro años para dar el salto a lo que sería una financiera, regulada por la Superintendencia de Bancos, pero es un proceso que lleva su tiempo y se atrasó con la crisis (económica).

En el caso nuestro, tenemos la tecnología y el personal preparado, solo falta llenar unos requerimientos que pide la normativa de la Superintendencia, pensamos que el año que viene.

¿Cómo está la actividad del fondeo?

Tenemos más de 20 proveedores de fondos (…) Son múltiples instituciones, tenemos del Fondo de Inversión Europeo, bancos internacionales, instituciones multilaterales como el BCIE y BID, y de bancos comerciales nicaragüenses.

¿Y el Banco Produzcamos?

Es una opción el Banco Produzcamos, hemos conversado con ellos, y según la Ley nos han ofrecido y están en la disponibilidad de darnos crédito, (pero) tienen algunos requisitos que todavía no hemos podido conciliar, quisiéramos que los flexibilizaran aún más en términos de garantía y cobertura.

Ellos están anuentes a hacerlo para mejorar y lo vemos como un proceso quizá a mediano plazo.

¿Qué son los microseguros?

Hace dos años trabajamos con Iniser un producto que se llama Familia Segura, pensado en la mujer microempresaria, en el sector urbano, para que tuviera un seguro que le permitiera cubrir su gasto funerario, en el caso de muerte, y dejar un estipendio monetario a sus descendientes, que es un bono mensual de US$200 por un periodo de seis meses.

De lo contrario la mujer recibe un servicio de atención médica y un Papanicolau en el transcurso del año que está asegurada. Estamos extendiendo el servicio a 15 sucursales, hemos colocado 3,025 y la meta de este año es 12,000 pólizas al año.

Queremos incorporar nuevos microseguros que tengan que ver con protección de activos fijos e inventarios de los microempresarios, avanzar en el tema de seguro y salud, y tenemos un programa que inicia en marzo, es un producto financiero que incluye microseguro agrícola, que es el gran ausente para asegurar la producción.

Suscribimos y aplicamos a una convocatoria que hizo el BID el año pasado a nivel latinoamericano que se llama EcoMicro, que consiste en el desarrollo de un producto financiero con impacto ambiental para el sector rural. De 54 instituciones latinoamericanas que concursaron escogieron a cuatro, una de ellas FDL, las otras fueron de México, Ecuador y Perú.

¿Apoyarían a los cafetaleros en el plan de renovación de sus plantaciones?

Nosotros tenemos más de 3,000 productores pequeños, muchos han recibido asistencia técnica a través de nuestros programas y están en el proyecto Cambio.

Identificamos que solo el 8% tendrá cierto nivel de pérdida con el tema de la roya, parcialmente, en el resto la afectación es mínima.

Estamos estructurando el paquete para los productores que atendemos, que incluya la posibilidad de renovación, que incluya asistencia técnica.

¿Quién es?

Economista y Contador, Julio Flores tiene una maestría en Administración de Empresas. Desde hace 22 años se inició en el mundo de las microfinanzas en FDL, y desde hace 15 años está en la gerencia en esa institución.

Fue presidente de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, en los años de la crisis de los No Pago, de 2008 a 2010. Es vicepresidente del Foro Latinoamericano y del Caribe en Finanzas Rurales, profesor y conferencista internacional sobre microfinanzas y desarrollo. Actualmente, FDL cuenta con 36 sucursales a nivel nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus