•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua, considerada por The New York Times el tercer destino ideal para visitar en 2013, requiere de unas mil nuevas habitaciones anuales para recibir con mejor infraestructura a los turistas, que este año se proyecta serán 1,3 millones.

En 2012 en el país estaban registrados 750 hoteles de todo tipo y 11,000 habitaciones. El país recibió a un poco más de un millón de turistas, y esa actividad generó ingresos por encima de los US$400 millones, según fuentes oficiales.

“Estamos convencidos que con el crecimiento que va teniendo el turismo y con todos los reconocimientos que tiene Nicaragua, habrá necesidad de habitaciones. Tenés una Granada que necesita más habitaciones, en las zonas rurales, Managua, la zona Norte en la ruta del café, donde habrá un repunte importante”, dijo Sandra Mejía, Presidenta de la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua, Hopen, que tiene a cargo el 10% de las habitaciones existentes, es decir unas 1,100.Cifras condominio

En Centroamérica, Nicaragua es el país que menos ingresos genera en concepto de turismo (menos de US$500 millones al año), de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo, que colocó a la cabeza a Costa Rica (más de US$2,000 millones).

El presidente de la Cámara Nicaragüense de Turismo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Leonardo Torres explicó que de los 750 hoteles registrados en el país, solo 100 tienen categoría de 5, 4 y 3 estrellas.

“Tenemos más de 600 menores de 2 estrellas, todos los demás se distribuyen en albergues, hostales, casas de huéspedes, eco-albergues, pensiones.

La mayor cantidad de alojamiento la tenemos en hostales familiares, que rondan 400 establecimientos, precisó.

Este año se espera que comience la construcción de dos nuevos hoteles, el Hyatt Place y un Holiday Inn con 200 habitaciones entre ambos, dijo Torres.

La expresidenta de la Cámara de Turismo de Nicaragua, Canatur, Lucy Valenti, explico que el 45% de las habitaciones están en Managua y el resto en sitios de gran atractivo turístico, como Granada, León y Rivas, zonas que necesitan un mayor desarrollo en infraestructura hotelera, al igual que en el Caribe nicaragüense.

“Tenemos un súper déficit de habitaciones, cuando hemos hecho grandes eventos se factura al 100% la capacidad hotelera, tomas de posesión, por ejemplo”, añadió, por su parte, Torres.

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo Turístico Sostenible que presentó el año pasado el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Nicaragua se ha propuesto para el 2020 tener una capacidad de 21,000 habitaciones.

La gerente de la tour operadora Wyman Tour, Verónica Wyman, manifestó que es esencial aumentar el número de habitaciones en Nicaragua.

“Falta inversión en habitaciones. Cuando son eventos que son grandes Nicaragua no tiene capacidad para hospedar, y por lo tanto, se necesita hacer inversión en más habitaciones (…). “Nicaragua es un país que tiene interés en el mundo y nosotros esperamos que nos visiten más turistas”, manifestó Wyman.

Con 11,000 habitaciones el país está “muy por debajo” de la capacidad instalada en el resto de países de Centroamérica, reconoció la expresidenta de Canatur, Lucy Valenti.

“En primer lugar está Costa Rica, Guatemala, y Panamá que está teniendo un crecimiento espectacular”, explicó Valenti.

Atraer inversión

Se estima que este año, según el Intur, lleguen al país 1,3 millones de turistas, lo que podría generar US$480 millones en divisas, pero la falta de habitaciones para albergar a los visitantes es una de las más fuertes desventajas en este momento”, manifestó.

“Solo en Costa Rica existen alrededor de 40,000 habitaciones (…) pero a mí en lo personal me preocupa porque puede llevar a que se despierte un gran interés por visitar Nicaragua y que el país no esté preparado todavía en términos de infraestructura, alojamiento y servicios, y eso nos pone una doble presión”, agregó.

Para Valenti, el Gobierno y el sector privado deben enfocar sus acciones en desarrollar una campaña “agresiva” de promoción de inversiones, específicamente para el sector turismo.

“Esa estrategia debe ir acompañada de una facilitación con el tema de los incentivos, los ministerios que deben otorgar los permisos, estoy diciendo que se facilite y sean trámites rápidos para que una inversión se pueda dar en el país”, comentó Valenti.

Zonas con potencial

En tanto, la presidenta de la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua, Sandra Mejía consideró que las inversiones deben enfocarse en las zonas con más potencial turístico.

“Que no se pongan hoteles como pulperías, uno detrás de otro, porque no tiene sentido, aunque obviamente hay una libre empresa; sin embargo, necesitamos saber que Nicaragua es un destino para grupos pequeños de 20 hasta 50 (personas) que a corto plazo puede crecer y se necesita desarrollar esa infraestructura”, dijo.

Los expertos en turismo coinciden en que la inversión debe acelerarse en los lugares donde existe una infraestructura de servicios básicos más desarrollada; es decir, donde haya mejor infraestructura vial y servicios de agua y energía.

“Yo soy fiel creyente del turismo y ha sido demostrado que es uno de los rubros que puede venir a resolver problemas de pobreza y que genera mucho empleo”, apuntó Mejía.

Las inversiones turísticas aprobadas bajo la Ley 306, de Incentivos para la Industria Turística, a diciembre de 2010 eran de 28 proyectos, con un monto de inversión de US$135,32 millones.

Promover actividades

Junto a la construcción de hoteles, según los expertos en la industria turística se necesita desarrollar más actividades para lograr que el turista se quede por más tiempo, sobre todo en el Norte, en la conocida Ruta del Café. En promedio, los turistas permanecen en Nicaragua ocho días.

Falta personal bilingüe

Otra desventaja que enfrenta el sector turismo es la falta de guías bilingües. Las personas que tienen el inglés como segundo idioma en este país son captados en gran medida por las empresas de Call Center, dijo la expresidenta de Canatur, Lucy Valenti.

“Eso nos crea una presión también importante al turismo, porque el sector requiere de gente bilingüe en la tour operación y para guías, hasta en los restaurantes es importante tener una persona que hable inglés”, explicó Valenti.

Ezequiel Sandoval, coordinador de la Asociación de Guías Turísticos, Jacamar, manifestó que en la organización solamente existen 11 jóvenes que trabajan como guías turísticos que cubren el municipio de El Castillo y San Carlos, en Río San Juan.

La mayoría son jóvenes que tienen un nivel medio de inglés, y que sirven como intérpretes a los turistas.