•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP


Los precios del petróleo aceleraron su descenso este miércoles en Nueva York, bajando a 90 dólares el barril, luego de una reducción menor de la esperada de las reservas petroleras estadounidenses.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en enero perdió 3.80 dólares a 90.62 dólares. En el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cayó debajo de los 90 dólares, al perder 2.71 dólares y cerrar en 89.81 dólares.

Desde el comienzo de la semana, los precios del crudo se apartaron a gran velocidad de su récord cercano a los 100 dólares, perdiendo más de siete dólares desde el comienzo de la semana.

Aliviando en parte la presión que pesaba sobre el mercado en los últimos tiempos, las declaraciones de ciertos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) avivaron las expectativas de que el cartel decida incrementar su producción en su próxima reunión del 5 de diciembre.

Pero el influyente ministro de Petróleo saudita Ali al-Nuaimi recordó que nada estaba aún decidido, declarando el miércoles que "el aprovisionamiento (es) suficiente".

Descenso menor de reservas al esperado

Los precios se habían recuperado levemente en la apertura del mercado neoyorquino el miércoles, impulsados también por el temor de que las reservas petroleras estadounidenses se hubieran situado por debajo de las previsiones la semana pasada, al aproximarse el invierno boreal.

Finalmente, el departamento de Energía (DoE) anunció ciertamente un descenso de las reservas de crudo y productos destilados (diesel y combustible para calefacción), pero marcadamente inferior que el anticipado.

"El informe del DoE fue el catalizador de un descenso mayor" del precio del barril, explicó John Kilduff, analista de MF Global. En la semana finalizada el 23 de noviembre, los stocks de crudo bajaron en 400,000 barriles y los de destilados en 100,000 barriles. Las reservas de gasolina aumentaron en 1.4 millón de barriles.

"Las reservas se mantuvieron relativamente sin cambios, pero hubo sobre todo una fuerte alza de la actividad de las refinerías", agregó Kilduff. Las refinerías funcionaron la semana pasada a 89.4% de su capacidad, contra 87.0% la semana anterior.

El analista estimó, sin embargo, que la barra de los 90 dólares debería poner un freno técnico al repliegue de los precios, aunque los temores sobre la desaceleración de la economía estadounidense y en consecuencia de la demanda de energía, continúan siendo alimentados por datos macroeconómicos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus