•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La bancarización en Nicaragua tiene mucho potencial. En este país solo el 2% de la población tiene tarjeta de crédito, el 8% usa tarjeta de débito y solo el 14% tiene una cuenta de ahorro en las instituciones formales, de acuerdo con un estudio de Global Findex, una base de datos del Banco Mundial.

global findex

Las cifras ubican a Nicaragua como el país de Centroamérica que tiene menos bancarización, es decir, que hace uso de los servicios de las instituciones financieras.

En la región, el país con más acceso a las tarjetas de crédito (12%), de débito (41%) y cuentas en una institución financiera formal (50%), es Costa Rica, de acuerdo con el informe.

“La inclusión financiera —o la posibilidad de estar “bancarizado”— puede tener un efecto transformador, ya que permite a las personas pobres forjarse un futuro más seguro”, consideró Global Findex en su informe, que recopiló las cifras a través de la Encuesta Mundial Gallup.

Añadió que “la capacidad de ahorrar y acceder a préstamos le da (a las personas) la posibilidad de obtener bienes, iniciar una actividad comercial, invertir en educación, lograr una calificación crediticia aceptable y, con el tiempo, ser propietarios de una vivienda”.

Rolando Sevilla, Presidente del Fondo de Garantía de Depósitos de las Instituciones Financieras, Fogade, sostuvo que en Nicaragua la cobertura de los servicios financieros es aún baja, y “ese es uno de los grandes retos que tiene el país, ya que el nivel de bancarización de Nicaragua es muy bajo”.

Señaló que, por ejemplo, los depósitos del Sistema Financiero a enero de 2013 ascendían a un poco más de U$3,780 millones, mientras que el Producto Interno Bruto, PIB, se calcula en U$8,700 millones (US$9,300 millones según el Banco Central).

“Es necesario que las personas conozcan los diferentes instrumentos que tienen para ahorrar, los rendimientos, las tasas de interés, etc.

Es urgente trabajar en la inclusión financiera para atraer al Sistema Financiero formal a esas miles de personas que no hacen uso del mismo”, explicó.

Según Global Findex, en Nicaragua el 13% de las mujeres tienen cuentas bancarias, en comparación a un 16 % de hombres.

Detalló que la probabilidad de que los hombres tengan una cuenta formal es un 26% mayor que en el caso de las mujeres.

Más depósitos, menos cuentahabientes

Por otro lado, Sevilla precisó que en el último año el Sistema Financiero creció 5% en los depósitos y tuvo una disminución en el número de cuentahabientes.

“En 2012 los depósitos crecieron a un ritmo menor que en 2011, y los cuentahabientes decrecieron, al pasar de 883,501 en 2011, a 855,322 al finalizar 2012”, precisó.

Por su parte, el economista Mario Arana sostuvo que, en parte, esa disminución de cuentahabientes se debe a que muchas personas abren una cuenta de ahorros y después de un tiempo dejan de alimentarla por diferentes motivos.

“Esa disminución (de cuenta- habiente) me da la impresión que debe de ser por limpieza de cuentas inactivas y actualización de datos, eso es normal”, indicó Arana.

Los bancos han venido haciendo de su parte para ampliar su red de servicios a más departamentos en el país.

En 2011, por ejemplo, el Sistema Financiero Nacional contaba con 297 sucursales en todo el territorio, de las cuales 140 estaban ubicadas en Managua y 157 en los departamentos.

Para 2012, la cantidad de sucursales se incrementó hasta alcanzar las 319, de las cuales 143 están ubicadas en Managua y 176 en los departamentos.

Ningún representante de los bancos estuvo disponible para abordar el tema de la bancarización.

La situación global

De acuerdo con Global Findex, aproximadamente 2,500 millones de personas no poseen una cuenta bancaria, ni tienen acceso a servicios financieros.

En el caso de Nicaragua, son 855,321 las personas con una cuenta bancaria, el 26.7% de las 3,2 millones que pertenecen a la Población Económicamente Activa.

Según Global Findex, tres cuartos de los pobres del mundo carecen de una cuenta bancaria, no solo por su pobreza, sino también debido a los costos, la distancia de traslado y el papeleo que se necesita.

En Latinoamérica y el Caribe, añadió el estudio, el 39% de los adultos tienen cuenta en una institución financiera formal, y en el caso de Nicaragua es el 14%, muy por debajo de Jamaica, con 71%, que es el mejor posicionado en la región.

En esta región unos 250 millones de adultos todavía están, en gran medida, fuera del Sistema Financiero formal.

 

Los obstáculos

Global Findex mencionó que en Latinoamérica y el Caribe los obstáculos que enfrentan las personas para acceder a los servicios bancarios son los elevados costos, o que otro miembro de la familia ya tiene una cuenta.

También identificó la distancia que hay entre los bancos y la casa de habitación de los ciudadanos, la falta de documentación necesaria, desconfianza en las instituciones financieras y hasta motivos religiosos.

“¿Por qué más de 250 millones de adultos de la región todavía están fuera del Sistema Financiero formal? Como en el resto del mundo en desarrollo, la razón para no tener una cuenta formal que se menciona con más frecuencia es la falta de dinero suficiente para usarla”, señaló Global Findex.

La investigación de Global Findex se efectuó con la ayuda de una donación a 10 años plazo de la Fundación Bill y Melinda Gates.

El conjunto de datos completo se actualizará nuevamente en 2014, y luego en 2017, informó el Banco Mundial.