Leslie Nicolás Lacayo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los caficultores nicaragüenses confirmaron ayer que todavía no existen fondos para renovar las plantaciones atacadas por la plaga de la roya, por lo que un grupo demandó la renuncia a los directivos del Consejo Nacional del Café, Conacafé.

La dirigencia de Conacafé se había comprometido para presentar ayer mismo avances sobre la gestión de una línea de crédito por US$140 millones para beneficiar a los afectados por la roya, pero no lo hizo.

Ayer estaba prevista una reunión entrer el gremio y el Gobierno, pero no se efectuó.

“No asistieron ni los miembros de la misma Junta Directiva (de Conacafé), ni vinieron ministros del Gobierno”, criticó Leonel López, representante de los cafetaleros en la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG.

La plaga de la roya podría dejar a Nicaragua pérdidas de hasta 400,000 quintales de café y reducir los ingresos hasta en US$100 millones en el actual ciclo.

López argumentó que esperan que el Gobierno reaccione “más temprano que tarde”, porque la situación en la que se encuentran es caótica.

Los directivos de Conacafé dijeron que no asistieron a la cita por motivos de una “apretada agenda”.

Ningún miembro de Conacafé o del Gobierno ofrecieron declaraciones sobre la situación.

Por su parte, Aura Lila Sevilla, Presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, exigió la renuncia de los directivos de Conacafé, por no obtener una línea de crédito.

“Lo más lógico es que renuncien, como un precedente, y que haya un poco de presión al Gobierno. Además Juan Ramón Obregón, que es el secretario ejecutivo de Conacafé, no está al frente de esta gestión y si no funciona y no tiene el apoyo del Gobierno, entonces están pintados”, dijo Sevilla.

“Nos preocupa que la instancia que está legalmente constituida, la Conacafé, no está trabajando con beligerancia y eso nos inquieta”, afirmó, por su parte, Álvaro Fiallos, Presidente de la UNAG.