•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las economías centroamericanas acabarían este año con crecimiento estable de entre 3% y 4%, principalmente por falta de inversión pública, afirmó este miércoles en Panamá el representante para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI), Fernando Delgado.

"Estamos previendo que el crecimiento en 2013 esté entre el 3% y el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en la mayor parte de los países de Centroamérica", dijo en un encuentro con empresarios panameños Delgado, representante residente del FMI para Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

"La región está en una situación de crecimiento estable, pero estancado. No hay forma de pasar de ahí", añadió Delgado, según el cual ese aumento del PIB previsto para 2013 sería dos décimas superior en promedio al del año anterior.

Panamá será el país con mayor crecimiento, alrededor de un 7%, impulsado por la mayor inversión pública en la región en obras de infraestructuras.

La economía de El Salvador será la que crecerá menos, con un 2%, pues aún no se recuperado de la crisis que afectó a Estados Unidos -del que depende en comercio y remesas- y de los desastres naturales.

La economía centroamericana no tiene "grandes riesgos macroeconómicos" en la actualidad, aunque el principal es que "el crecimiento es demasiado bajo", dijo el funcionario del FMI.

La inversión, es vital

Delgado insistió en que para crecer a mayor ritmo y reducir la pobreza que azota a la región es necesario aumentar la inversión pública en infraestructura y el gasto social.

Además, sostuvo que se deben "solucionar las vulnerabilidades fiscales", que pasan principalmente por reformas estructurales que permitan poner la deuda respecto al PIB "en una senda decreciente".

Delgado destacó que Honduras necesita "ajustes" macroeconómicos, sobre todo fiscales, mientras que Guatemala "es probablemente" el más estable de todos los países pero en el que "más se refleja ese problema de que no crece lo suficiente".

En el caso del gobierno guatemalteco de Otto Pérez, Delgado indicó que "es muy estricto en cuanto al control de gastos".

Por su parte, el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragüa "ha sido muy inteligente con el trato al sector privado y ha establecido las reglas del juego muy bien".

Ya Costa Rica podría enfrentar problemas "graves" en los próximos años por su déficit fiscal. En 2012 el gobierno de Laura Chinchilla cerró con déficit fiscal respecto al PIB cercano al 6%, el mayor de América Latina, según Delgado.