•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La ubicación geográfica, la estabilidad macroeconómica, los Tratados de Libre Comercio y la seguridad ciudadana en Nicaragua, son cuatro de los anzuelos que han captado el interés de los inversionistas extranjeros, que en poco más de una semana enviaron tres misiones comerciales, una de México, otra de Gran Bretaña y una más de Taiwán.

Fuentes empresariales, gubernamentales y diplomáticas acreditadas en Managua, reconocieron que Nicaragua, el segundo país más pobre de América Latina y con un Producto Interno Bruto de US$10,500 millones (al finalizar 2012), tiene un gran potencial para el desarrollo económico y la atracción de inversión extranjera directa, IED, que el año pasado alcanzó los US$1,000 millones.

el capital

El abanico de inversiones que ofrece este país incluye las áreas de manufactura ligera, textil y de confección, agroindustria, energía, infraestructura, telecomunicaciones y turismo.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, precisó que Nicaragua “ofrece mercados libres de aranceles hacia el Norte como hacia el Sur” de América, gracias a los distintos tratados comerciales, lo que resulta “muy interesante para el inversionista”.

“Ese crecimiento (económico) solo se hace con inversiones y para eso necesitamos atraer tanto la inversión nacional e internacional”, indicó.

Este país ha dado un gran salto en cuanto a la captación de IED. En 2007 la cifra fue de US$382 millones, pero al 2012 llegó a los US$1,000 millones, de acuerdo con la agencia estatal que promueve las inversiones, ProNicaragua.

Nicaragua, de hecho, superó en 2011 a El Salvador en cuanto a IED, al obtener este país US$968 millones, mientras que los salvadoreños se quedaron en los US$386 millones, según cifras oficiales.

Por otro lado, Nicaragua va mejorando poco a poco sus posiciones en el Doing Business, una metodología del Banco Mundial que mide la facilidad de hacer negocios en el mundo.

El informe 2013 del Doing Business ubicó a Nicaragua en la posición 119, por encima de Costa Rica (122) y Honduras (125), pero por debajo de El Salvador (113), Guatemala (93) y Panamá (61), el mejor en la región.

De acuerdo con la directora adjunta del Delegado Presidencial para las Inversiones en ProNicaragua, Ana Isabel Argüello Yrigoyen, en este país “se puede invertir y (existen) todas las condiciones” para inyectar capital.

Precisó que Nicaragua tiene regímenes especiales de incentivos para sectores prioritarios como el turismo y las zonas francas.

¿Adónde van las inversiones?

La delegación de México que estuvo en Managua la semana pasada confirmó que invertirá US$3.1 millones en el sector de zonas francas en el período 2013-2014.

El mexicano José Dupeyron, de Inversiones Amerricuas, un parque industrial en el que las empresas producen camisetas y genera unos 2,500 empleos (principalmente a mujeres), reconoció que Nicaragua tiene un buen clima de seguridad y estabilidad económica.

“Que hayamos logrado en todo el conjunto de zonas francas (de Nicaragua) con inversionistas de otros países 105,000 empleos y que haya proyectos para llegar a conseguir 120,000 (empleos) es muy interesante”, manifestó.

Por su parte, la delegación británica que estuvo en Managua la semana pasada expresó su interés en la exploración de petróleo y gas, e incluso en los sectores de la maquila y agroindustrial.

El Embajador del Reino Unido para Nicaragua, Chris Campbell, sostuvo que los inversionistas de su país ahora tienen la oportunidad de expandir sus negocios en áreas donde antes “no había posibilidades”.

Por el momento, Nicaragua está captando recursos para labores que no son tan tecnificadas, un tema en el que Costa Rica está muy avanzada.

Al 2010, la IED en Nicaragua se destacó en las áreas de minería, comercio, servicios y energía renovable, como el proyecto hidroeléctrico Tumarín.

Por su parte, Costa Rica captó en 2011 un total de US$2,104 millones en IED, US$1,136 millones más que Nicaragua. Y el año pasado, los costarricenses consiguieron US$574,5 millones en IED solo en el área de alta tecnología, lo que marcó una cifra histórica, según el Ministerio de Comercio Exterior de ese país.

Para Nicaragua, no obstante, la IED tiene mayor relevancia respecto al Producto Interno Bruto, PIB. En 2011, los US$2,104 millones de IED representaron el 5% del PIB en Costa Rica, pero en Nicaragua los US$968 millones de IED significaron el 13% del PIB, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

De acuerdo con la Cepal, en 2011 Panamá (34%) y Costa Rica (25%) captaron el 59% de la IED en Centroamérica, mientras que Nicaragua, Honduras y Guatemala obtuvieron el 12% cada uno y El Salvador solo consiguió el 5%.

Respetar reglas

En tanto, la Directora Adjunta del Delegado Presidencial para Inversiones en ProNicaragua, Ana Isabel Argüello Yrigoyen, recordó que toda inversión es sinónimo de empleo y estabilidad económica.

Añadió, sin embargo, que las compañías extranjeras con presencia en Nicaragua deben cumplir al cien por ciento con las leyes en vigor.

Por su parte, el Embajador de México en Nicaragua, Rodrigo Labardini, explicó que los inversores de su país revisan “muchos factores sociales y de seguridad”.

“Se menciona una Nicaragua segura y son elementos que influyen en cualquier inversionista”, dijo Labardini.

 

Cosep promoverá ley

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri,  dijo que Nicaragua necesita de un marco jurídico que brinde  mayor confianza jurídica a los inversionistas y que asegure un crecimiento económico estable.

En ese sentido, el Cosep podría proponer este año un proyecto de Ley de Asociación Público-Privada, en la Asamblea Nacional.

“La ley permitirá que las grandes infraestructuras que necesita Nicaragua en carreteras y puertos puedan llegar con la  inversión extranjera privada y es a través de una ley que permita esa transparencia y desarrollar ese interés de estos capitales hacia Nicaragua”, afirmó.

Añadió que un equipo jurídico del Cosep trabaja la propuesta con el respaldo de expertos del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial.