•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las 155,000 micro, pequeñas y medianas empresas, Mipymes, que existen formalmente en Nicaragua, reconocieron que la falta de electricidad y financiación, y la competencia del sector informal (unas 500,000 microempresas), son los principales problemas que enfrentan para desarrollarse, según una encuesta realizada por la Corporación Financiera Internacional, IFC, por sus siglas en inglés.

El 90% de las empresas en Nicaragua son Mipymes, pero solo el 10% logra exportar sus productos de forma directa o indirecta, pese a que el 15% de ellas tiene una certificación de calidad reconocida internacionalmente.

El Gobierno de Nicaragua calcula que solo las pymes emplean a unas 260,000 familias, aportan el 40% del PIB, y el 70% de los puestos laborales.

pymesEl IFC, que pertenece al Banco Mundial, BM, entrevistó en Nicaragua entre julio de 2010 a mayo de 2011 a representantes de 336 empresas: 154 pequeñas, 124 medianas y 58 grandes, quienes identificaron como sus principales obstáculos la falta de electricidad, la competencia del sector informal y la poca financiación.

Los resultados del Enterprise Surveys de la IFC indican que casi el 20% del capital de trabajo de las pymes es financiado por fuentes externas y que el valor de la garantía que dan los pequeños negocios es de 250% en relación con el valor del préstamo.

El estudio añadió que alrededor del 40% de las empresas usa los servicios financieros bancarios en forma de depósitos o sobregiros, y un poco más del 70% tienen cuentas corrientes y cajas de ahorro.

La dependencia de fondos internos, no obstante, es del 80% y solo el 15% proviene de bancos.

En el Sistema Financiero nicaragüense, según el presidente honorario de Conimipyme, Gilberto Alcócer, las pymes disponen de US$20 millones y en el Banco Produzcamos están disponibles otros US$50 millones.

Alcócer añadió que la banca comercial todavía no tiene plena confianza en las mipymes como sujetos de crédito y solo un 5% de esas empresas tiene acceso a financiación, porque las empresas no poseen capacidad suficiente para presentar las garantías que solicitan los bancos.

“Hay mucha deficiencia de las pymes en el control y registro contable y esto no les permite crear un plan de negocios creíble con la banca y por eso los bancos muy poco financian a las mipymes, excepto el BDF (Banco de Finanzas) y Banpro (Banco de la Producción), que tienen un programa para las pymes”, añadió Alcócer.

Falta logística

Consideró, no obstante, que en el término de una década el 15% de las pymes podrán acceder al financiamiento que oferta el sistema nacional.

Por su parte, el presidente de Conimipyme, Alfonso Valerio, dijo que las pymes que tienen acceso a la banca solo obtienen pequeños montos, que van de los US$1,000 a los US$3,000, en parte porque “no llevan sus registros contables”.

Solo el 50% de los estados financieros de las empresas, refleja el estudio de IFC, son revisados por un auditor externo.

Con acceso al crédito bancario, según Valerio, los empresarios podrían dar un salto en productividad, mejorar los salarios, adoptar nuevas tecnologías y acceder a nuevos mercados.

En Nicaragua una empresa tarda un promedio 10 días para obtener una licencia de importación y casi 20 días para obtener una autorización de operación.

Problemas de infraestructura

Los cortes de energía y de agua potable también cuestan caro a las mipymes locales.

Se incluye, además, el incremento en los costos de la materia prima y de los servicios básicos.

Según IFC, en el período de la encuesta las empresas reportaron, en promedio, siete cortes de energía eléctrica por mes típico, tres veces más cortes en comparación con las empresas promedio de Latinoamérica.

La situación redujo las ventas en un 18% en Nicaragua, mientras que en Latinoamérica solo fue del 5%.

La escasez de agua es otro problema que representó un número de casi 15 incidentes en un mes típico, en comparación con menos de cinco incidentes en la región.

IFC destacó que obtener una conexión eléctrica puede durar unos 25 días, 15 días las de agua y casi 30 las de teléfono.

Alcócer consideró que los costos de energía y la tendencia alcista de los combustibles aumentaron los costos de operación de las empresas hasta en un 10%, lo que disminuyó la rentabilidad de las pymes.

El efecto, indicó, es que las pymes trasladan esos costos a los consumidores finales.

“Venimos luchando para que estas pymes se fortalezcan, porque a veces por falta de recursos o falta de programas especiales, muchas en el camino desaparecen”, dijo, por su parte, Valerio.

Las exportaciones

Valerio afirmó que algunas de las empresas que logran ventas en el exterior, solo lo hacen una vez porque no logran completar los trámites y “exigencias de los mercados” internacionales.

Según Alcócer, en Nicaragua solo unas 1,000 empresas de los sectores de cuero y calzado, vestuario, muebles, alimenticio, agropecuario y lácteos, están exportando. Los bajos niveles de producción y la poca capacidad de invertir limita el acceso a los mercados del exterior, continuó.

La fuerza y la tecnología

Las empresas pymes generan 1.5 millones de empleos, según cifras de Conimipyme. Menos del 5% son trabajadores temporales y las mujeres representan el 35% de la fuerza laboral.

Poco más del 40% son trabajadores permanentes de tiempo completo, refleja el Enterprise Surveys, de la Corporación Financiera Internacional, IFC.

Al 2010 casi el 40% de las empresas nicaragüenses usaban un sitio web para interactuar con compradores, proveedores y clientes, en comparación con el 20% registrado en 2006.

En 2010 casi el 70% de las empresas utilizaba correo electrónico para sus gestiones, frente al 45% que lo hacía en 2006.