•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles el proyecto para financiar al Gobierno federal hasta fines de septiembre, que tiene como objetivo extender el presupuesto más allá de la ley vigente, que expira a finales de marzo.

La Cámara aprobó con 267 votos a favor y 151 en contra el proyecto para financiar al Gobierno hasta el fin del año fiscal 2013, el 30 de septiembre, basado en el actual nivel de gastos.

La semana próxima, el Senado, controlado por los demócratas, votará su propio proyecto de financiación, y las dos versiones deberán ser combinadas, para que el presidente Barack Obama promulgue la ley definitiva.

El Gobierno está financiado hasta el 27 de marzo, según una ley aprobada en septiembre. Sin una votación del Congreso para prolongarla, los servicios públicos no esenciales se verán obligados a cerrar, con cientos de miles de funcionarios licenciados sin goce de sueldo.

Este escenario ya se produjo a fines de 1995 durante 21 días, en una memorable lucha entre el presidente demócrata Bill Clinton y la Cámara de Representantes con mayoría republicana.

El martes, el Gobierno se manifestó “profundamente inquieto por las consecuencia” del texto que se aprobó este miércoles en la Cámara, pero se abstuvo de hacer una amenaza de veto.

El respiro

La ley votada no anula los recortes del gasto automáticos que entraron en vigor el viernes, que afectarán en 8% el presupuesto de Defensa y en un 5% el de otras agencias gubernamentales, incluido el servicio de aduanas, el control del tráfico aéreo y el FBI.

Varios medios estadounidenses señalaban este miércoles que las advertencias de la Casa Blanca sobre las consecuencias de este rigor automático eran exageradas en algunas áreas.