•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Fundación para el Desarrollo de Nueva Segovia, Fundenuse, una microfinanciera autóctona de Las Segovias, trata de expandirse en los cinco departamentos del Norte del país: Jinotega, Matagalpa, Estelí, Madriz y Nueva Segovia, dijo Denis Alemán Casco, Director Ejecutivo de esa institución.

Con 20 años de existencia, Fundenuse proyecta tener al 2015 unas 15 sucursales, 18,000 clientes, el 60% mujeres, y una cartera de C$216 millones, 53% más que lo actual.

¿Cuál es el contexto actual en que Fundenuse desarrolla su actividad microfinanciera?

Observamos el contexto mundial, la crisis financiera de Estados Unidos, por ser el principal país destino de las exportaciones, la crisis en la zona Euro y el tema (político) de Venezuela, porque es el segundo país para el destino de nuestros productos.

A nivel de las instituciones de microfinanzas, Fundenuse se encuentra en una situación donde hay una alta oferta y diferentes condiciones crediticias, lo que nos obliga a ser más competitivos en el mercado, siendo ágiles, oportunos, dándole condiciones especiales a nuestros clientes para que puedan desarrollarse.

Ustedes tienen presencia en 12 municipios de la zona. ¿A qué segmentos de la economía le prestan los servicios?

Nuestros clientes son básicamente los microempresarios, la industria, agropecuarios, vivienda, servicios, jóvenes emprendedores y préstamos personales.

En la parte agropecuaria, financiamos granos básicos, café, agricultura diversificada y ganado. Tenemos previsto que para 2015 tengamos 15 sucursales, 18,000 clientes y una cartera de C$216 millones.

¿Hasta qué monto pueden otorgar en los créditos?

El PIB per cápita en nuestro país es de US$1,582. De acuerdo al concepto del microcrédito por el que nos guiamos, se puede dar hasta 10 veces esa cantidad, o sea, US$15,820, pero el crédito promedio en Fundenuse es de US$582.

¿Qué porcentaje de la demanda cubren ustedes?

Estadísticamente se dice que en el país la demanda es de alrededor de US$500 millones, pero entre las 21 microfinancieras logramos cubrir el 33%, unos US$163 millones. Fundenuse tiene el 7% en el Norte.

¿Por qué tienen más mujeres en su clientela?

Lo que hemos notado en las mujeres es que tienen mucha cultura de pago y sentido de responsabilidad, y lo asociamos a los procesos de educación financiera que la entidad ha estado dando.

Vemos también que las mujeres están buscando otras opciones para generar ingresos complementarios para la familia, enfocadas en una microempresa. Por lo general, estos negocios están ubicados en la misma casa, lo que permite a la mujer ver a sus hijos y a la vez generar ingresos.

¿Qué otros servicios está generando Fundenuse?

Preocupados por los altos índices de cáncer en mujeres jóvenes, Fundenuse ha hecho una alianza con ProFamilia e Ixchen para brindar servicios de salud. El programa es financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional  y lo tenemos a nivel de piloto en las sucursales de Estelí, Matagalpa y Jinotega.

Consiste en que nuestros clientes pueden pagar US$24 al año o US$2 mensuales y, con eso, tiene acceso a consultas y tratamiento asociado a cualquier tipo de cáncer, sea cervicouterino o prostático.

También el Seguro Social para microempresarios, que es un proyecto financiado por el Banco Interamericano para el Desarrollo y Red Camif, donde participamos 10 microfinancieras de Centroamérica, y en Nicaragua somos 4.

Hay diferentes planes, el cliente puede elegir uno con cuota mensual y ahorrarlo como mínimo 5 años en el Banco de América Central, y así poder recibir una pensión que le ayude a cubrir las necesidades básicas de la familia.

¿En qué consisten las franquicias que ofrecerán?

Es un programa piloto que está en Yalí, destinado a mujeres emprendedoras que viven en comunidades rurales donde no hay luz eléctrica; entonces, lo que hacen es vender productos solares. Funciona con un convenio de alianza que hicimos con Red Katalysis, la ONG IICO e Ideas.

Venden paneles solares, recargadores para teléfono celulares, cocinas ecológicas, lámparas de foco y otras alternativas. Esperamos que el proyecto sea exitoso para replicarlo en el resto de sucursales.

El otro servicio que estamos creando es el de las remesas. Un cliente puede depositar en cualquiera de las 12 sucursales de Fundenuse y retirar el dinero en otra. Esto para evitar el traslado de efectivo de un municipio a otro y no sea objeto de robos.

¿Qué se les ofrece a los jóvenes emprendedores?

Fundenuse creó el producto “Emprende Joven”. Hay monto crediticio mínimo de US$2,500 y un máximo de US$5,000 para que puedan hacer su autoempleo, con intereses bastante preferenciales. Si son menores de edad, los padres de familia pasan a ser los garantes del crédito.

Fundenuse también otorga créditos de hasta US$120 a un segmento que se llama de “subsistencia con capacidad de pago”. Son personas que venden agua helada, vigorón, enchiladas, tortillas, nacatamales, pan artesanal, cajetas y otros. El 98% son mujeres jóvenes.

 

La fundación

Fundación para el Desarrollo de Nueva Segovia, Fundenuse, se constituyó, sin fines de lucro, el 30 de septiembre de 1993, en Ocotal, Nueva Segovia, con la misión de impulsar el desarrollo socioeconómico, cultural y promover la protección del medio ambiente.

Cuenta con 10,063 clientes de microcrédito, 58% mujeres, y una cartera de C$141 millones.

Las 12 sucursales están situadas en los municipios de Jalapa, Jícaro, Quilalí, Wiwilí, Somoto, Estelí, Condega, La Trinidad, Matagalpa, Jinotega, Yalí y en esta cabecera departamental.