•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, en compañía de representes de diferentes sindicatos de las zonas francas, denunció ayer un supuesto “terrorismo sindical” por parte de los grupos estadounidenses Centro de Solidaridad  y “una llamada Liga Contra las Marcas”.

Según González, el objetivo de esos grupos sería que los inversionistas en zonas francas retiren su capital de Nicaragua.

“Denunciamos que estos grupos han orquestado, financiado y dirigido una campaña para desestabilizar el país, para desestabilizar los acuerdos tripartitos que hemos recientemente firmado para poder garantizar la inversión y empleo en el país (…) con el objetivo de ahuyentar a los inversionistas en Nicaragua”, dijo.

“Les estamos pidiendo al Gobierno Nicaragua, a la Cancillería de la República, a la Policía Nacional y al Ministerio del Trabajo, entidades relacionadas con esta situación, que abran las investigaciones pertinentes, y desde ya pedimos que se neutralicen estas operaciones de desestabilización”, indicó González.

Las zonas francas en Nicaragua emplean a unas 105,000 personas y en diciembre pasado los sindicatos firmaron con los empresarios un acuerdo multianual de reajuste al salario mínimo.

Por su parte el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, indicó que ya fueron informados de la situación y consideró que la competencia y atracción de inversión que ha tenido Nicaragua está afectando la llegada de capitales en otros países, lo que podría estar generando las acciones denunciadas por Roberto González.

“En esto nos tenemos que mantener unidos”, señaló.