•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha identificado al sector privado y la asociación de este con el Estado como la futura fuente del crecimiento de América Latina, por lo que a partir de hoy busca formas más eficientes de atenderlo en las reuniones previas a su Asamblea Anual en Panamá.

"La alianza público-privada es, definitivamente, un objetivo del Banco", declaró a Efe Mirna Lievano, Prosecretaria del BID y responsable de la organización de la Asamblea, que se celebrará entre mañana y el domingo próximo en la capital panameña.

Directivos de empresas y funcionarios gubernamentales de la región, que participaron este viernes en los seminarios previos a la Asamblea Anual, coincidieron en que el binomio público-privado genera un gran dinamismo económico, pero alertaron que hay que buscar formas de facilitar el capital que demandan.

Lievano aseveró que el BID es consciente de ello y que sus gobernadores, que son los ministros de Finanzas y/o presidentes de los bancos centrales de los 48 países socios del organismo, "quieren revisar" en la Asamblea Anual "si la forma" en que el organismo multilateral atiende al sector privado "es la más eficiente".

"Uno de los temas que queremos mirar es cómo ir integrando mucho más nuestras ventanillas del sector privado, como quiera que lo que vemos hacia el futuro son mayores demandas desde el sector privado para los temas de alianzas público-privadas", aseguró por su parte el presidente del BID, el colombiano Luis Alberto Moreno.

El BID, con sede central en Washington, tiene un "departamento de financiamiento estructurado" destinado a las grandes empresas, con la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) para las medianas, y con el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) para las microempresas e instituciones, explicó a Efe Lievano.

Moreno aseguró en la capital panameña que el Banco quiere identificar vías para canalizar hacia el sector privado y las alianzas público-privadas "muchos de los recursos que hoy provienen de fondos soberanos que tienen interés en invertir en la región", como los de los países del Golfo Pérsico o Singapur, que además quiere ser socio del BID.

El organismo tiene en la mira a las medianas empresas latinoamericanas que, a diferencia de las grandes, no han dado aún el salto a la globalización.

Ese es un paso crucial para que puedan comandar la expansión comercial indispensable para que la región vuelva a la media de crecimiento de alrededor del 5 % que registraba antes de la crisis de 2008, explicó Moreno.

Latinoamérica crecerá entre un 3,5 y un 3,8 % este 2013, y en el medio plazo, hasta 2015, lo hará en un promedio del 4 %, afirmó este viernes a Efe el vicepresidente del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe, Hasan Tuluy.

Moreno resaltó que el BID ha identificado que el consumo interno regional puede ser el motor que haga que América Latina y el Caribe alcance el 1,5 % del PIB que necesita para regresar a los niveles de crecimiento previos a la crisis y que obtenía "a cuenta del viento a favor de las economías del Asia y de los países desarrollados".

"Ese punto, punto y medio de crecimiento que hemos perdido vamos a tener que encontrarlo más dentro de nosotros mismos", y para ello las medianas empresas son un elemento vital, dijo Moreno.

Globalizar al sector mediano de la economía latinoamericana "es lo que nos falta para hacer crecer mucho más el comercio dentro de la región, que es una de las fuentes de crecimiento económico que vamos a tener en el futuro", sostuvo.

En esta 54 Asamblea, los gobernadores del BID también evaluarán el avance de una agenda interna denominada "un mejor Banco", que incluye, entre otros, el tema de la "efectividad del desarrollo", que es precisar cómo se están invirtiendo los recursos y con qué resultados, agregó.

No obstante, Mirna Lievano descartó que en la reunión se vaya a estudiar un aumento de capital del organismo.