•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La industria de la carne y productores de ganado bovino siguen a la espera de que la Dirección General de Aduanas, DGA, emita un acuerdo interministerial para evitar la aplicación de un valor diferenciado en las exportaciones de ganado bovino que van a Guatemala y Venezuela.

“Nuestra propuesta es que se valore el ganado a exportar a precio promedio de mercado, que oscile entre los US$700 a US$800 y se pague el impuesto correspondiente, pero hasta el momento no han resuelto nada”, explicó Juan Sebastián Chamorro, presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina.

Directivos de la Cámara de Industrias de Nicaragua denunciaron la semana pasada que “existen problemas de control en la DGA”, porque al ganado en pie que se exporta a Guatemala se le reconoce un precio de US$250 por cabeza, pero el que tiene como destino Venezuela, alcanza un valor de US$750 cada res.

Chamorro dijo que “nos reunimos con las autoridades de la DGA el viernes pasado (15 de marzo) y se comprometieron a revisar nuestra propuesta y dijeron (que) emitirían un comunicado, pero hasta ahora no lo han hecho”.

Por su parte Ronald Blandón, gerente general de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, indicó que es necesario crear valor agregado a la producción de carne y evitar exportar el ganado como materia prima.

“Es necesario que se promueva el financiamiento a los ganaderos para que puedan retener su ganado hasta que alcance un peso apropiado”, agregó Blandón.

En tanto Solón Guerrero, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, expresó estar de acuerdo en establecer un precio de mercado promedio para las exportaciones de ganado bovino en pie.

“El Cetrex (Centro de Trámites de las Exportaciones) debería establecer el precio de cada animal en los contratos de exportación”, sostuvo.