• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua es para muchos inversionistas el país “idóneo” para la inversión, y el sector minero se ha convertido en un atractivo para los empresarios extranjeros. Este es el caso de J. Randy Martin, inversionista norteamericano que llegó a Nicaragua hace 20 años.

Este empresario mantiene inversiones en tres rubros: proyectos hidroeléctricos, tecnología de la comunicación y manejo de hectáreas maderables.

Martin, quien es socio del Grupo MLR, explica en esta entrevista que han administrado inversiones en Nicaragua por US$25 millones en los últimos años, y prevén colocar unos US$40 millones más en el mediano plazo.

¿Cuál es su percepción del clima de inversión en Nicaragua?

El clima de inversiones en Nicaragua es muy bueno. Cuando converso con otros actores de la industria, nos damos cuenta que Nicaragua es uno de los principales destinos para la industria minera en el hemisferio occidental.

¿Ha diversificado sus negocios en otros sectores, por qué?

Invierto en este país y me quedo en él, porque estoy convencido que existe un excelente clima de negocios en Nicaragua. He vivido en países como Panamá, Honduras, Colombia y prefiero vivir en este país. Me gusta la comida, su gente y realmente es un buen lugar para vivir, es un país muy seguro.

¿Por qué invertir en Nicaragua y no en otro país de la región centroamericana?

Creemos que Nicaragua es el mejor país para invertir en la industria minera. Este país tiene una tradición histórica de inversión minera que no existe en otros países. No hay ese potencial ni en Costa Rica, ni en Guatemala, ni en Panamá, por ejemplo.

Usted ha diversificado sus inversiones en Nicaragua. ¿En qué sectores de la economía está actualmente invirtiendo?

Actualmente estoy invirtiendo en sectores de alguna manera relacionados a la minería. Por ejemplo, tenemos un proyecto de reforestación comercial de largo plazo.

El proyecto consiste en establecer plantaciones o reforestar por un período de 15 años 500 hectáreas anuales con maderas preciosas como la teca y caoba. A la fecha, en cinco años del proyecto llevamos reforestadas 2,500 hectáreas.

¿En qué departamentos están reforestando?

Estamos trabajando en Bonanza, Siuna, en la RAAN (Región Autónoma del Atlántico Norte) donde están ubicadas la mayoría de hectáreas a reforestar y también trabajamos en Kukra Hill, en la RAAS (Región Autónoma del Atlántico Sur).

Primeramente iniciamos sembrando solo teca, pero hoy día estamos asociando la teca y la caoba con el cultivo del cacao.

Este proyecto involucra a las comunidades que están en las zonas donde estamos reforestando, puesto que invitamos a los comunitarios a que también siembren cacao para de forma conjunta lograr tener la suficiente producción y establecer una planta procesadora (de cacao).

¿Dónde instalarían la planta procesadora de cacao?

Probablemente en las cercanías del municipio de Bonanza. Tendría que ser en la RAAN (Región Autónoma del Atlántico Norte) donde tenemos la mayoría de las plantaciones de cacao. Aunque por el momento, para el proyecto de producción de cacao estamos desarrollando el modelo de inversión.

De igual forma, con el tema de reforestación estamos empezando, pero en el tiempo creemos podríamos crear valor agregado a la madera.

¿A cuánto asciende la inversión en el proyecto de reforestación y siembra de cacao?

Son aproximadamente US$3 millones anuales; estamos hablando de un período de 15 años, entonces podrían ser entre US$45 millones y US$50 millones.

¿El tema de la hidroeléctrica también le ha llamado la atención para invertir?

Comenzamos a invertir en hidroeléctrica porque la mina en Bonanza necesitaba energía. Actualmente en este municipio hay dos hidroeléctricas que forman parte de Hemco, pero ya empezamos a realizar nuevas inversiones en el tema de energía.

Las hidroeléctricas instaladas en Bonanza nos dieron la pauta para abrir nuevos proyectos hidroeléctricos. Por ello, comenzamos un nuevo proyecto de inversión en energía, la planta El Diamante en Matagalpa. Este proyecto comenzó en enero de 2013, y prevemos que la construcción durará entre 12 y 18 meses, con una inversión de unos US$15 millones.

¿Por qué continúan invirtiendo en Nicaragua y más aún diversificando sus inversiones?

La estabilidad política que vive Nicaragua y la apertura del Gobierno nos dio la confianza para seguir invirtiendo en el país.

¿La instalación de un Call Center (Centro de atención de llamadas) también es parte de las inversiones que han realizado?

Tenemos la participación del 30% en un parque tecnológico (Accedo Technologies S.A.) y la inversión total del mismo es de unos US$3 millones aproximadamente. Con la apertura de esta empresa creamos unos 1,200 puestos directos de trabajo.

¿Sumando las inversiones realizadas en reforestación, hidroeléctrica y lo invertido en el Centro de atención de llamadas, de cuánto es a la fecha el total de sus inversiones en Nicaragua?

Aproximadamente unos US$25 millones en los últimos años, aunque tomando en cuenta todos los proyectos que tenemos, creemos que podríamos invertir en los próximos años unos US$40 millones más.

¿En corto plazo habrá inversiones en otros sectores?

Si se presentara la oportunidad, creo que sí. Los recursos naturales y la construcción es lo nuestro. Por ejemplo, si me presentara la oportunidad en la ingeniería, estaría interesado. Tengo 40 años de trabajar en la minería y 20 de estos los he trabajado en Nicaragua.

¿Invitaría a otros empresarios a invertir en Nicaragua?

Claro, seguro, lo hemos hecho. Estuvimos, por ejemplo, en Toronto en una conferencia donde hablamos de Nicaragua. Y a través de ProNicaragua (Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua) hemos transmitido nuestra buena experiencia a otros empresarios.

¿Cómo llegó a Nicaragua?

Hace 20 años trabajé para una compañía minera que adquirió una empresa en Nicaragua, vine como gerente general para esa empresa.

¿Quién es?

J. Randy Martin es norteamericano, Ingeniero en Minería egresado de la Universidad de Columbia, con maestría en minería. Inició trabajando para una empresa minera en los Estados Unidos, en el estado de Missouri. Cuenta con 30 años de experiencia en el campo de la minería, de los cuales 20 ha trabajado en Centroamérica. También se ha desempeñado como consultor para diferentes empresas mineras.

Martin radica en Nicaragua desde hace dos décadas con su familia, y entre sus planes no contempla retirarse del país. Ha sido director de Gran Colombia Resources y Norteak Madera, S.A. También se desempeñó como presidente de las empresas RNC Gold Limited y Colombia Goldfields Limited.