•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La participación del valor agregado agrícola en el Producto Interno Bruto de Nicaragua apenas creció poco más de medio punto porcentual entre 2000 y 2011, y fue el menor en Centroamérica en ese período, con excepción de Costa Rica, donde disminuyó 2.44 puntos porcentuales, según el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA.

En 2000, el valor agregado agrícola en el Producto Interno Bruto, PIB, era de 20.89%, y en 2011 apenas subió al 21.5%, lo que refleja un estancamiento, de acuerdo con especialistas.

“El no crear valor agregado a nuestros productos es una debilidad de nosotros como empresarios agrícolas. Nos hemos conformado con exportar la materia prima cruda, y eso es una flaqueza que impide mejorar nuestros ingresos”, reconoció Mauricio Zacarías Guerra, directivo de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic.

Infografia_valor_agregado

El valor agregado de un producto agrícola se produce cuando los bienes se comercializan procesados y no como materia prima. Por ejemplo, cuando la guayaba se convierte en jalea o el cacao en chocolate.

También cuando los centros de producción, como las fincas, se utilizan para promover el turismo rural.

La situación del valor agregado agrícola en Nicaragua toma mayor importancia porque ese sector aportó en 2011 el 20% del PIB, el más alto en Centroamérica.

En el 2000, el Valor Agregado Agrícola en precios corrientes dejó a Nicaragua ingresos por US$728 millones, y al 2011 la suma fue de US$1,372 millones, es decir que hubo un incremento del 53% en ingresos percibidos.

Pero ese incremento no se refleja de forma sustantiva en su aporte al PIB, pues entre 2000 y 2011 apenas aumentó poco más de medio punto porcentual, según el IICA.

La situación podría responder a que los productos agrícolas con valor agregado obtienen menores ventas.

Por su parte, el Banco Central de Nicaragua, BCN, indicó que en 2011 los ingresos obtenidos del sector agropecuario en concepto de valor agregado llegaron a los US$1,503 millones y añadió que ese sector dejó al país ganancias totales por US$2,089.5 millones, el 18.8% respecto al PIB.

Aspecto sensible

El Instituto de Alimentos y Ciencias de la Universidad de la Florida sostiene que para sobrevivir en un mundo altamente competitivo, los productores agrícolas deben incluir actividades que generen valor agregado a sus productos, para incrementar su ingreso neto.

Para ello, el Instituto indicó que la producción tiene que utilizar alternativas a la producción agrícola tradicional, que se concentra en comercializar productos primarios.

En tanto, Zacarías, directivo de Upanic y productor de maní en el Occidente de Nicaragua, señaló que “necesitamos establecer más industrias en nuestro país”.

“Que (las industrias) puedan hacer confites, mantequilla de maní, entre otras cosas, para exportarlas con valor agregado”, afirmó.

El año pasado, los principales productos de venta al exterior de Nicaragua fueron materia prima: café oro, oro en bruto y maní encabezaron la lista, según el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

Los de valor agregado

Según el IICA, entre los principales productos agrícolas de exportación de Nicaragua y que incluyen algún valor agregado, figuran café, carne bovina, azúcar de caña, camarón y langosta, pero de forma procesada y no como materia prima.

Para los productores de maní en Nicaragua, el subsidio que recibe el sector agrícola en países como Estados Unidos es un factor que incide en los costos de producción. Por tanto, los productores agrícolas nicaragüenses dicen estar en desventaja competitiva.

“Nosotros sembramos, por ejemplo, en función de la producción de otros países, como Estados Unidos y China. Y es allí en donde a veces nuestros costos productivos no se complementan con los precios de venta en el mercado internacional”, dijo Zacarías.

En 2011 en Centroamérica, el país que registró un mayor valor agregado agrícola, por divisas percibidas, fue Guatemala, con US$17,770 millones. En ese país el sector agropecuario representa el 11% del PIB.

Guatemala incrementó casi en el doble su participación en el valor agregado agrícola en el PIB en el período que va del 2000 al 2011, al pasar de 22.82%, al 40.51%.

El caso de Costa Rica es distinto. La participación del valor agregado agrícola en el PIB pasó del 9.46% en 2000, al 7.02% en 2011, debido a que su economía es más industrializada.

En ese país el sector agrícola aporta el 6.1% del PIB, muy inferior al 20% que tiene en Nicaragua.

Baja en 2012

El valor agregado en los granos básicos bajó 13.3% el año pasado, mientras que las actividades pecuarias disminuyeron 2.8%, según un informe del Banco Central de Nicaragua, BCN.

La caída en el valor agregado de los granos básicos se debió a factores climáticos adversos, ya que en la cosecha de primera en 2012 se registraron excesos de lluvias, dijo el informe del BCN.

La producción también sufrió por la mala calidad de las semillas, principalmente en los departamentos de Matagalpa y Río San Juan.

En el caso de la actividad pecuaria, la disminución del valor agregado se atribuyó a una menor matanza vacuna, una baja en las exportaciones de ganado en pie y de otros productos pecuarios, según el BCN.

El decrecimiento en la matanza vacuna se registró desde mayo del 2012 a causa de una disminución en la demanda de res por parte de los mataderos nacionales, tras una reducción de las ventas a Estados Unidos, Puerto Rico, El Salvador y Rusia.