•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el mediano plazo la pequeña y mediana industria de Nicaragua podría demandar hasta 12,000 técnicos en las diferentes especialidades, pero el mercado podría no estar listo, declaró la directora ejecutiva de Fundación Victoria, Bertha Mayela Quintanilla.

Fundación Victoria impulsa desde hace tres años una estrategia de educación para promover la educación técnica entre jóvenes de escasos recursos. La semana pasada 125 jóvenes se graduaron en las carreras de Mantenimiento Industrial y Administración con énfasis en Mercadeo y Ventas.

El proyecto también es impulsado por el programa Empresas y Empleos, de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid.

¿Qué indicadores toman en cuenta para decidir qué carreras técnicas deben ofertar?

Iniciamos con dos carreras hace muchísimos años: Mantenimiento Industrial y Administración con énfasis en Mercadeo y Ventas. Hay que recordar que esto (Fundación Victoria) nació como un programa de la Compañía Cervecera de Nicaragua, y esos perfiles se acomodaban perfectamente a las necesidades de la compañía, pero resulta que esos perfiles son también los que están requiriendo la industria nacional.

Nuestros muchachos, cuando se gradúan, se ubican en todas las empresas, no se ubican en la Compañía Cervecera, algunos sí, pero es una formación general a nivel de todas las empresas.

Cuando nació la fundación, hace tres años, nació con el propósito de ampliar las oportunidades para los muchachos.

Hicimos un estudio de demanda de técnicos calificados a nivel de las empresas del sector industrial y de servicios y logramos identificar que había un déficit importante en ciertos perfiles, particularmente en dos de ellos, que era el área de Electrónica Industrial, producto de la rápida transformación que están adquiriendo las empresas con las nuevas tecnologías, y también en el área de Tecnologías de los Alimentos.

Siendo este un país agrícola, con una enorme producción y un enorme potencial en el sector alimenticio, casi no existe, o me atrevo a decir, no existen programas de formación en el área de Tecnología de los Alimentos, y de ahí que nuestros procesos industriales sean pobres y no tengan esa capacidad de explotar, de agregar valor, de que con un poco más de tecnología y un poco más de inversión en la calidad puedan llevar este producto, que tiene un nivel bajo, a un producto con mayor demanda.

¿Cuándo elaboraron el estudio?

Ese estudio lo hicimos hace dos años y así ampliamos nuestro portafolio. El programa de Electrónica Industrial lo abrimos el año pasado y vamos a tener nuestros primeros graduados al final de este año 2013.

El de Tecnología de los Alimentos lo abrimos este año hace dos meses y vamos a tener nuestros primeros graduados a finales del próximo año. Tenemos enormes expectativas en base a ese estudio y de acuerdo a lo que conversamos con las empresas.

Todos los días yo recibo solicitudes y lo que no tenemos en este momento son técnicos en Electrónica y en Tecnología de los Alimentos, los estamos preparando, pero la demanda en los sectores económicos de la sociedad es enorme.

¿Qué sectores son los que más demanda tienen?

Los sectores lácteos, de alimentos, no hay técnicos en alimentos que puedan ir a trabajar con ellos, particularmente en control de calidad, en empaque, eso es lo que nosotros estamos haciendo en este momento.

Estamos seguros que quizá el mayor impacto que van a tener estos jóvenes va a ser en el sector de la pequeña y mediana empresa.

¿Qué carreras técnicas son las de mayor demanda en el país?

Nosotros tenemos las que identificó el estudio para incorporarlas a nuestro portafolio que fue Electrónica Industrial y Tecnología de los Alimentos. En Mantenimiento Industrial, por ejemplo, más del 95% de los egresados está trabajando.

¿Cuál es el balance entre la oferta y la demanda?

Conocemos un estudio que hizo precisamente el programa de Empresas y Empleos, que nos cofinanció el estudio de estos jóvenes, que habla de una demanda insatisfecha de alrededor de 12,000 técnicos para los próximos años.

Nosotros estamos apostando a que estos muchachos van a tener esa oportunidad casi inmediata de trabajar, por ejemplo de los muchachos que van a hacer prácticas, que son todos, más del 50% ya no se va de las empresas donde hacen prácticas, inmediatamente se quedan trabajando y eso es producto de este déficit de técnicos calificados.

¿Por qué se forman pocos técnicos en el país?

Es difícil decirlo, hay tantos factores. Hay factores culturales, mucha gente todavía piensa que tiene que ir a la universidad.

Creo que el camino para ir a la universidad pasa por la escuela técnica, todos estos muchachos, yo estoy segura que al cabo de algunos años, también van a ir a la universidad con una gran diferencia, que van a tener los medios para ir porque van a tener un trabajo que les permita mantenerse.

¿De cuánto tiempo requieren estos jóvenes para prepararse técnicamente?

Nosotros tenemos carreras de un año y medio que casi, casi les garantizan el empleo inmediato a estos muchachos.

¿Cuál es el perfil de los jóvenes que están interesándose en estas carreras técnicas?

El público en general ve la educación técnica (como una opción) porque no pudo entrar a la universidad. Es una concepción muy equivocada, quiero insistir: el técnico hoy por hoy tiene muchas mejores oportunidades que los licenciados y hasta los ingenieros en este país.

Yo relaciono la educación técnica, exclusivamente, con la oportunidad de trabajo y eso es lo que nosotros estamos ofreciendo.

¿Cuántos jóvenes han formado a la fecha?

De Fundación Victoria esta es la primera promoción (de 125 jóvenes), pero de todo nuestro programa educativo hablamos de 637 jóvenes que hemos beneficiado.

¿Qué segmento de jóvenes tienen la oportunidad de estudiar con Fundación Victoria?

Nuestros programas son dirigidos exclusivamente a jóvenes de escasos recursos, totalmente gratuito. Los muchachos no pagan absolutamente nada, reciben su material educativo, uniforme, no pagan matrícula, ni mensualidad.

En algunas carreras como Electrónica Industrial y Mantenimiento Industrial ellos tienen acceso a almorzar todos los días el tiempo que dure el programa con nosotros.

¿Cree que las carreras técnicas puedan ganar mayor terreno con el tiempo?

Eso espero. Yo creo que se está desarrollando conciencia a nivel nacional de que la educación técnica es prioritaria en este momento, las experiencias europeas en países desarrollados pasan precisamente por una base de técnicos enorme.

Esperamos que más sectores se convenzan de que esta es una de las mejores opciones que le podemos ofrecer a estos muchachos de manera que muy pronto puedan salir de niveles de pobreza que puedan tener en este momento y cambiar su vida de forma definitiva.

¿Quién es?

Con un título en licenciatura Química, Bertha Mayela Quintanilla es la directora de Fundación Victoria desde hace tres años.

Ha trabajado en diferentes proyectos en las áreas de salud, agropecuaria y con la cooperación internacional.