•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las recientes filas de 65 kilómetros de camiones aguardando para descargar una cosecha récord de soja en el puerto de Santos ilustran los grandes problemas logísticos del mayor puerto de América Latina, que aspira a triplicar su capacidad en los próximos años.

A 60 kilómetros de Sao Paulo, esta ciudad puerto, por donde millones de inmigrantes europeos y japoneses ingresaron a Brasil en el siglo XIX, ha sido testigo de un espectacular crecimiento de su tráfico portuario, impulsado por el auge del comercio con China, principal socio comercial de Brasil.

Con una población de 530,000 personas, Santos representa actualmente el 25% del comercio exterior de Brasil y maneja la mayor parte de la producción de los estados cerealeros como Sao Paulo, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais y Goiás.

Pesadilla logística

El mes pasado, la pesadilla logística alcanzó proporciones épicas, con filas de 65 kilómetros de camiones esperando para descargar la soja en el puerto de Santos.

La pesadilla se dio por una cosecha récord de soja este año, que desbordó la capacidad del puerto tanto de almacenaje como de carga.

La congestión y demoras resultantes en las cargas llevaron al Sunrise Group, el mayor importador de soja chino, a cancelar un pedido de dos millones de toneladas métricas de soja brasileña.

El problema se exacerbó además con una legislación que restringe las horas de trabajo de los camioneros, aumentos del costo del combustible, un exceso de lluvias que detuvo la actividad portuaria e inquietud entre los estibadores ante los planes del gobierno de privatizar más terminales portuarias.

De acuerdo con el sindicato de navegación marítima del estado de Sao Paulo, Sindamar, el sector del transporte naval perdió al menos US$15 millones entre el 25 de febrero y el 10 de marzo debido a la congestión del puerto de Santos.

“La capacidad se ha duplicado en los últimos 10 años, pero las redes de acceso por tren, autopista y fluvial han sido superadas”, dijo a la AFP Sergio Coelho, funcionario de la autoridad portuaria, Codesp, durante un tour por una terminal perteneciente al gobierno, incluyendo depósitos llenos de soja.

Expansión

La futura expansión del puerto es punto de arranque y llegada del corredor bi-oceánico, una autopista de 3,450 kilómetros que conecta a Brasil y al Atlántico con Bolivia y los puertos chilenos del Pacífico.

Los volúmenes de carga que maneja Santos alcanzaron en enero un récord de 7,9 millones de toneladas, un aumento de 27% de un año a otro, de acuerdo con la autoridad portuaria Codesp.

Si la tendencia continúa, se espera que el puerto cierre 2013 con un total de carga de 109 millones de toneladas, contra 104 millones el año pasado y 97 millones en 2011.