•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando hablamos de sobreendeudamiento lo podemos definir como la incapacidad de las personas de pagar todas sus deudas en tiempo y forma. Este se produce cuando esta situación se presenta de forma continua.

En Microfinanzas un mercado sobreendeudado puede afectar seriamente el desarrollo de la industria dadas las implicancias en el deterioro de la calidad de cartera de las instituciones, lo que también impactaría directamente en la relación de nuevas oportunidades de fondeo por los riesgos que este fenómeno trae consigo en la recuperación de cartera y afectación de ingresos financieros.

Crisis donde el sobreendeudamiento ha sido parte del problema o el principal problema ha existido en muchos países, en Nicaragua uno de los elementos presentes en la crisis del 2008 fue el sobreendeudamiento, otros ejemplos de crisis históricas fueron Bolivia (1999), Bosnia-Herzegovina (finales del 2008) y Marruecos (a principios del 2008), en todos estos ejemplos se presentaron algunos indicadores y tendencias que pudieron haber facilitado el identificar los riesgos para una crisis potencial y se pudieron haber tomado medidas de forma más temprana.

Algunos de los principales indicadores que pueden enviarnos alertas son la tendencia mostrada en los indicadores de calidad de cartera, como la cartera en riesgo, velocidad de envejecimiento de la cartera en mora, niveles de cartera castigada, créditos reestructurados y cartera en cobro judicial.

De igual forma, podemos mencionar la restricción de la oferta de crédito como un mecanismo para frenar la contaminación o como consecuencia de la falta de fondos para poder atender la demanda al tener bajos niveles de recuperación de cartera.

Hay elementos que afectan el sobreendeudamiento en un mercado de Microfinanzas, entre las cuales podemos mencionar crecimiento desmedido de las fuentes informales de financiación, debilidad en los sistemas centrales de riesgos y que algunas instituciones de microfinanzas sigan un crecimiento muy agresivo y no ajusten sus productos crediticios a la demanda y realidad del mercado, estos elementos crean distorsión en la oferta y afectan el buen trabajo que muchas instituciones de microfinanzas realizan con su oferta y con la selección de sus clientes.

Seguirá siendo siempre un factor determinante para la industria y clave del éxito de los microcréditos la exhaustiva evaluación de la voluntad y capacidad de pago de los clientes, esto por supuesto se traduce en bajos niveles de morosidad y oportunidades de seguir creciendo para la institución. Altas tasas de recuperación de cartera, confianza entre los clientes y confianza de las fuentes de fondeo, todo se traduce en bienestar para la industria.

Siempre se ha concedido gran importancia al hecho de reducir el riesgo de exceso de endeudamiento por parte de las fuentes proveedoras de fondo, por ejemplo estas buscan cómo seleccionar a las instituciones de microfinanzas que cumplen los principios de protección del cliente y aplican prácticas sanas en su gestión crediticia, lo ideal sería contar con un mecanismo de alerta temprana para evitar los efectos devastadores de estas crisis, un punto en el que la Conami está tomando ya sus medidas.